Jueves, 30 de agosto de 2007


MARIANO ESTRADA


Umbral: varios escritores en uno



Iba a escribir algo sobre Umbral, pero pronto me di cuenta de que llevaba algunos a?os sin leerle, salvo algunas columnas espor?dicas en el medio donde escrib?a; columnas que son, en realidad, las que le han dado una buena parte de su merecido prestigio, salvando algunos libros que le han aportado premios relevantes como el Cervantes o el Pr?ncipe de Asturias. Hablo de Mortal y Rosa, por ejemplo, en el que exterioriza el dolor por el fallecimiento de un hijo de cinco a?os.

Yo empec? a leerle en los inicios de la Transici?n, creo recordar, tal vez antes. Y entonces, s?, entonces le?a todos sus libros, no me atrevo a decir tanto de sus columnas, pero tambi?n fueron muchas. S? que en sus comienzos se dej? caer por el famoso Caf? Gij?n, suceso del que ?l mismo hizo luego la cr?nica. S? que fue inventor de palabras, o al menos propalador de las mismas. Palabras como jais, mol?n, derechona, tardofranquismo, Socialfelipismo (este ?ltimo, t?tulo de un ensayo)? S? que, muy al principio de su actividad literaria, y seg?n confesi?n propia, quiso ser Henry Miller, a lo espa?ol, naturalmente. Pero entendi? r?pidamente, por suerte para todos, que le faltaba aquel vitalismo sexual arrollador que el americano desarrollaba en sus ?Tr?picos? (de C?ncer y de Capricornio) y en sus ?Sexus?, ?Plexus? y ?Nexus?. Luego quiso ser Cela, y a m? me da la impresi?n de que lo quiso ser toda la vida, incluso en la etapa en la que le critic? duramente, tal vez bajo sospecha de publicidad. Y consigui? serlo en parte. O, por lo menos, hasta poder asegurar que nadie se ha acercado tanto a ?l en Espa?a. En el fondo, nunca dej? de admirarle y no me hubiera extra?ado nada o?r de sus propios labios, y en uno de sus ya famosos arranques, que cambiar?a todos sus libros, que son muchos, por haber escrito uno s?lo: La Colmena. Por el medio, se declar? admirador de Vall?-Incl?n, de Delibes, de C?sar Gonz?lez Ruano, de Ram?n G?mez de la Serna, de Mariano Jos? de Larra y de un tipo de periodismo literario de autor que ha quedado sepultado en los tiempos. Tal vez ?l fuera, hasta ayer, el ?ltimo de sus representantes, porque lo de S?nchez-Drag? es completamente otra cosa.

En cuanto a sus libros, tiene tantos que es dif?cil elegir cuatro o cinco t?tulos. Dicen que al menos veinte o treinta son buenos. ?stos son algunos de los que destacan: ?La noche que llegu? al Caf? Gij?n?, por las enemistades que le cre?. ?Los helechos arborescentes?, porque relata un mundillo en el que parec?a moverse muy bien. Y, luego, de los ensayos, yo destacar?a ?Ram?n y las vanguardias? (G?mez de la Serna), ?Anatom?a de un dandy? (Larra), o ?Poeta maldito? (Lorca). Pero s?lo es, ya digo, por citar algunos t?tulos de los muchos que tiene.

Por ?ltimo, s? que fue un luchador, que tuvo unos comienzos dif?ciles y que a base de sufrimiento, pundonor y, sobre todo, de aquel enorme empuje que proced?a de su coraz?n puramente literario, consigui? hacerse un hueco en la cumbre de las letras espa?olas, a las que ha dado un vigor por el que debemos estarle agradecidos. Yo lo estoy, al menos. Y as? lo expreso, llana y p?blicamente. Y, adem?s, le despido con un poema, ya que ?l era un poeta, aunque esencialmente urbano, de lo que se cocinaba diariamente en el mundo. Descanse en paz.

Un abrazo

?Qu? somos?

?Qu? somos, sino viento
indome?able, transitorio
barro o ef?mera memoria?
?O somos, adem?s,
mareas invisibles
que no registra el tiempo ni el espacio?
?Vivimos al morir, perdemos
en la muerte la causa de la muerte?
?Qu? seremos, entonces,
en ese almario inane
o luna exceptuada de la
gravitaci?n universal?





Mariano Estrada

www.mestrada.net

Paisajes Literarios
Blog http://paisajes.blogcindario.com

Del libro ?Hojas lentas de oto?o
?

Tags: Umbral

Publicado por gala2 @ 12:24  | HOMENAJES
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios