Jueves, 07 de junio de 2007
LAS POETAS INVISIBLES



Mucho se ha escrito sobre la invisibilidad de la escritura realizada por mujeres en general. Debo admitir que en el caso de las escritoras vascas esa invisibilidad resulta en alg?n sentido mayor, en primer lugar por tratarse de un sistema literario muy inestable, con hist?ricamente poca capacidad para la publicaci?n de libros ?algo que hoy ha cambiado-, con mayor presencia de una escritura intermitente que opta, quiz?s porque no queda otro remedio, por publicaciones peri?dicas de breve vida y trayectoria, con lo que el reconocimiento alcanza mayor dificultad y en segundo lugar porque su alteridad no ha venido a cambiar el canon de la literatura, y su presencia ha sido reconocida a partir del momento en que comienzan a escribir las poetas de las que hablar? en esta presentaci?n.
Me gustar?a referirme a un esquema de interpretaci?n que pueda servirnos como hilo conductor de la presentaci?n. Me parece que desde los a?os 70 (y ya en este mismo momento cometo el pecado de enviar a la invisibilidad a poetas que publicaron antes de ese a?o, pero espero que la brevedad de la comunicaci?n justifique la ausencia), hasta estos 2005 que nos miran, cabr?a hacer un tejido hist?rico que servir? para hacernos una peque?a idea de la evoluci?n de las po?ticas escritas por mujeres:

a) El momento de la rebeld?a. La poes?a en los primeros 70. Amaia Lasa (1948) y Arantza Urretavizcaya (1947).

b) El momento de la configuraci?n feminista. La poes?a de los primeros 80. Tere Irastortza (1961) e Itxaro Borda (1959).

c) La recreaci?n de un nuevo lenguaje del cuerpo (de mujer). La poes?a en los 90. Miren Agur Meabe (1963).

d) Una po?tica desde los m?rgenes del lenguaje. Po?ticas para la d?cada que comienza. Castillo Su?rez (1976).

La aparici?n en la escena po?tica de las obras de Amaia Lasa (1948) y Arantza Urretavizcaya (1947), hijas probablemente de la sacudida emocional e ideol?gica que supuso el 68, supuso una ruptura con la poes?a escrita ?tanto por hombres como por mujeres- con anterioridad. De hecho, hacia el a?o 68 se constata la aparici?n de un nuevo grupo de escritores vascos que configuran sociol?gica y est?ticamente una nueva aportaci?n a la literatura vasca. Sus primeras obras se publican en 1971, Poema bilduma (Colecci?n de poemas) y 1972 San Pedro bezperaren ondokoak (La resaca de la v?spera de San Pedro). Si observamos la forma de publicaci?n de ambos libros, comprobaremos la debilidad del sistema, puesto que el primero se publica en una recopilaci?n que re?ne la obra de Amaia Lasa y de su hermano en un solo volumen, y el segundo texto se publica en una recopilaci?n de obras del grupo de escritores, como si fuera un anuario de la producci?n vasca del a?o en curso. .
Pero lo importante es que en ambas escritoras se encuentra una posici?n de rechazo y de rebeld?a frente al mundo que les ha tocado vivir. Esa actitud es m?s radical en Amaia, con el famoso poema que abre su obra: ?Soy una mujer que reniega de cualquier dios?, y m?s concreta en el caso de Arantza Urretavizacaya cuyo tema central resulta ser la negaci?n de la figura paterna, por padre y por masculina.
Si el comienzo de ambas escritoras coincide en el tiempo, m?s tarde sus trayectorias po?ticas se han hecho divergentes. Amaia ha seguido con su proyecci?n po?tica de manera m?s o menos continua, mientras que Arantza Urretavizcaya ha preferido escribir novela.
El segundo momento de creaci?n po?tica se abre con la obra de Tere Irastortza e Itxaso Borda. Me parece que en su obra aparece una atemperaci?n de la referencia femenina y feminista. La coincidencia personal ?m?s que est?tica- puede verse en la complicidad con la que cada una de las escritoras ha seguido la obra po?tica de la otra ya sea a trav?s de la cr?tica ?cuando ?sta era casi inexistente- o de la realizaci?n de entrevistas a fondo.
La primera obra de Tere Irastortza Gabeziak (Ausencias) se public? en 1980, fue ganadora del Premio de la Cr?tica y dio lugar a una agria pol?mica. Itxaso Borda public? su primer libro en 1984: Nola txaso badoan (Como se marcha la vida). Curiosamente las dos escritoras hablan contra la definici?n de su obra como ?intimismo?, por el acento peyorativo que supone la palabra y el concepto, se refieren a la poes?a como autobiograf?a, de la poes?a que se escribe desde el deseo, desde la propia vida, que no significa s?lo vida, sino que tambi?n significa escritura con la elecci?n de temas y de estilos, de un lenguaje propio. Con el tiempo, tambi?n sus est?ticas se fueron alejando. Tere Irastortza prefiri? una poes?a m?nima, casi del silencio, mientras que el surrealismo y la vanguardia te??an la obra de Itxaso Borda.
La publicaci?n el a?o 2000 del libro de Miren Agur Meabe Azalaren kodea (publicado al a?o siguiente en castellano con el t?tulo de C?digo de la piel) signific? una nueva perspectiva sobre la escritura po?tica en este Pa?s. Si por el a?o de nacimiento puede considerarse Meabe coet?nea de las dos poetas citadas, no pasa lo mismo con la fecha de publicaci?n de su libro, que refunde versiones que se fueron publicando desde comienzos de los 90, hasta derivar en el texto definitivo en libro, por lo que si hacemos caso a un prurito historicista pod?amos comentar que el texto recompone una trayectoria realizada en la d?cada de los 90, con otros presupuestos distintos.
La referencia a la biolog?a est? presente en este t?tulo y en muchos de los poemas, pero la biolog?a ?la diferencia- sirve para la creaci?n de un c?digo distinto, un c?digo de la solidaridad y de acercamiento al otro (concepto que tambi?n expres? en su po?tica Tere Irastortza). En este libro la mirada feminista se convierte en lenguaje. Un lenguaje que debe mucho a la contemplaci?n de lo cotidiano (escribo mientras cocino los garbanzos), pero transcendido en un mundo de gestos, y de comunicaci?n y lenguaje otro.
La marginalidad que transciende la po?tica de Miren Agur Meabe contin?a en la exploraci?n de ?c?digos otros? en la obra de Castillo Su?rez, donde la poes?a se hibridiza con g?neros menores, alternativos y marginales, como los anuncios por palabras (Iragarki merkeak, Anuncios baratos, 2000) o mensajes basura (Spam poemak, 2003).
Esta apresurada n?mina no debe hacer olvidar la escritura de otras poetas que trabajan desde la pluralidad de perspectivas en la literatura vasca.



Jon Kortazar
Universidad Pa?s vasco

(Texto recogido en las Actas del VIII Encuentro Internacional de Mujeres Poetas, publicado por Diputaci?n Foral de Alava en 2006)

Tags: jon kortazar

Publicado por gala2 @ 5:16  | POETAS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios