Domingo, 09 de mayo de 2010

No todas las preguntas son lo mismo:

unas veces el duro enigma brota

como un agua sin fondo. A veces mana

como el silencio de una tarde breve

que se escapa en las alas de una triste

cigüeña cuando vuela. Otras veces

es la sombra de un árbol en verano,

o la fuente que se alza en chorro abierto

hacia la inmensa brisa donde abraza

la soledad del viento. Son preguntas

como labios sedientos, como noches

heridas que ya nadie reconoce.

No todas las preguntas son preguntas.

A veces viene el agua y nos responde.




 El rostro de la niebla, Premio Alfons el Magnànim “Valencia” de Poesía en Castellano, Madrid, Hiperión, 2009.


PORTAL DE POESÍA



 


Tags: José María Muñoz Quirós

Publicado por gala2 @ 4:06  | POEMAS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios