Lunes, 29 de marzo de 2010

EN EL CENTRO DEL AGUA

está el germen del fuego,

la palabra que bebe

en lo oscuro su sueño.

 

En el vientre del mar

el silencio se mueve

y en su fondo va abriendo

la palabra que crece.

 

La palabra madura

bajo tierra en la noche

mientras su luz espera

al gallo que la nombre.

 

Ya se eleva su forma

cual ciprés entre nieblas,

llama al cielo esa lanza,

toca un punto una estrella.

 

Allí encuentra sentido

y alguien se hace su dueño,

clara y breve la vive

sin dejar de ser sueño.



Con distinta agua,
que acabamos de editar para nuestra Biblioteca.

portal de poesía


Tags: JESUS APARICIO

Publicado por gala2 @ 6:23  | POEMAS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios