S?bado, 23 de enero de 2010


Pensamientos Mamíferos

 

Sentimientos de ira sentiré

cada vez que me mire en un espejo

y no te vea.

 

Terceros corazones provocaron dentro mío

La temerosa sed del homicidio.

Grandes odios, perdidas inútiles...

La tuya me ha dejado viviendo en un infierno,

que se va multiplicando por orgullosos ayeres;

Ya lejanos, antes intensivos.

 

Cada vez que seas recordado y no te tenga

Sabré que he sido un tonto por haberte asesinado.

¡Ojalá no hubiera sido en vano el homicidio!

 

Fue este inmenso temor a perder mis libertades

lo que forzó este ruin soborno

al Dios de la frivolidad

con el sacrificio de tu imagen.

 

La rápida mañana

nos sorprendió a los dos

en una misma cama.

Y el vocero comunicó

con antipática sonrisa

el indulto de mi suerte.

 

Mas por error prometí sacrificarte.

El terror suplantó a la lógica mundana;

Recuerdos de la gloria

entorpecen el presente.

Y a Dios le ofrecí lo que más quise.

 

Pensé también por un instante

renunciar a mi promesa:

Pues sospeché la falsa magia

del milagro comandante.

 

Y de golpe atiné que lo casual…

Sostenía el cuchillo que sangraba.


Tags: LÓPEZ DALLARA

Publicado por gala2 @ 5:50  | POEMAS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios