Viernes, 25 de diciembre de 2009


BARRIOS VIEJOS


Por las callejuelas, de los barrios viejos,

Me viene siguiendo la sombra del miedo,

Charcos pestilentes, de restos de muerte,

Me privan del aire, y eriza mi vello.

 

Harapos de hielo, cuelgan de mi cuerpo,

Que penetran dentro, y enfrían mi alma,

Son mis compañeros, el hambre y el miedo,

Y reto a la muerte, a una partida larga.

 

El frío y el hambre, son mis enemigos,

Incluso la sombra, escapó de mi cuerpo,

Se fue una mañana, al salir el sol,

Por los arrabales, buscando consuelo.

 

Voces de ultratumba, piden la palabra,

Son tan persistentes, que rompen barreras,

Y yo me resisto, a entregar mi alma,

Aferrándome a un mundo, que olvidar quisiera.

 

Qué tendrá este mundo, qué tendrá, su gente,

Que viven la vida, llena de zozobra,

De mis ojos cuelgan, lágrimas inertes,

Ásperas y ocres, que sellan la fosa.

 

                                         

 

 

 

 

 


Tags: ANA OLMO

Publicado por gala2 @ 8:34  | POEMAS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios