Lunes, 28 de diciembre de 2009


SONETO DEL INMIGRANTE

 

Sufrida esperanza de mi alma herida

que al llanto puro del dolor inmenso

se aferra la patria a lo que pienso

y en el sentir intenso ando perdida.

 

Sufrida esperanza no hay salida,

cruzado en océano no hay consenso,

al llegar a orilla vuelta al comienzo,

del dolor, del hambre, a morir en vida.

 

Llegado el amanecer no amanece,

por más que mis ojos miren al cielo

un oasis el sol siempre parece.

 

Llegado el amanecer no hay consuelo

para que este sufrimiento cese

hay que morir, ser ángel e ir al cielo.

 




autor

delsilencioquenocalla

http://delsilencioquenocalla.blogspot.es/

 

 

 


Tags: delsilencioquenocalla

Publicado por gala2 @ 10:25  | POEMAS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios