Viernes, 18 de diciembre de 2009



ESTOY ESCUCHANDO



Estoy escuchando la historia de un hombre,

Que en su tiempo tubo todo, todo…y mucho más,

Tenia muchos vienes, amigos, dinero,

Y todo lo que compra, este vil metal.

 

Era un gran magnate, de la vida ociosa,

En las noches blancas, de los polvos  mágicos,

Todos sus “amigos”, rompieron sus trajes,

Decían que por el, se vendían al diablo.

 

Pero quiso el destino que una mala racha,

En una ruleta de vientos  girados,

Sentado en una mesa junto a sus colegas,

Perdiera  poco a poco, todo su legado,

 

Perdió su dinero, y perdió su familia,

Perdió la autoestima que en su día tubo,

Perdió a los “amigos”, que siempre decían…

Que incluso en la muerte estarían juntos,

 

Muerto don dinero, murió la amistad,

Ya no existe el grifo, que los abastecía,

Se cerró la fuente, ya no hay  manantial,

Ni amigos que quieran, compartir su agonía.

 

¡¡¡Y aquí es cuando yo aplico el refrán!!!

De no echarle nunca, pan a perro ajeno,

Pues bien es sabido, según el refrán,

Que se pierde el pan, y se pierde el perro.

 

                                                                           


Tags: ANA OLMO

Publicado por gala2 @ 6:17  | POEMAS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios