Domingo, 13 de diciembre de 2009

 

POEMA UMBILICAL

 

escribo sobre el vínculo matriz

y el plexo conector;

invalidados nada más nacer.

 

de la a a la z

escribo porque me toca, desde la incertidumbre,

siempre;

acaso tratando de reconectar.

 

no hay más enigmática adivinanza que seguir viviendo,

ni más simple complejidad.

 

entrecruzando soliloquios y discursos en abierto,

en riguroso directo intra-cefálico,

retransmisión a dos hemisferios

 

…por dónde iba…vínculo matriz- plexo conector

 

efectivamente, no hay más;

plexo conector cerrado,

 

diagnósticos aparte.

 

de la a a la z

me toca porque escribo

a conciencia extraviado en este poema umbilical

que no lleva a nada como todo los poemas;

 

hablan y dicen,

remueven para que hables y digas,

y el lector otorga en solemne silencio,

que por cierto es de los más bonitos.

 

haz la prueba,

inserta un dedo (mejor de la mano)

en tu orificio umbilical

y recuerda el universo.

 

nada místico,

sólo tocar.

 

 

“POEMA (EXTRAÑO Y VISCERAL) DE AMOR”

 

 

blablabuceo desde las tripas de los sentidos palabras como caricias cojas,

tartamudeantes repliegues intestinales del corazón entaquicardicado que paso sí paso también con una mano reubico en su lugar

 

los intestinos envolviendo el cardio músculo

romántico cardiófilo

todo amasijo

 

de plexo a colon sé que te amo

y de lo torácico hasta la coronilla acojo, no sin esfuerzo, lo más cárnico visceral que un sentimiento alcanza a ser

 

podría decirlo de tantas maneras…

 

 

 

POEMA DEL DESDOBLAMIENTO LUCIDO

 

cuatro ojos concéntricos

desdoblan sus miradas de prisma turbio

para en el espejo de tres caras

hallar más infinito del soportable

 

el último rey ha sido ejecutado

dentro del palacio de cristal oscuro

 

y con esta visión entremezclo la sordidez que ven mis ojos

al otro lado de la ventana

con un pasaje de libre visión asociativa

 

estamos en mí

estoy con nosotros

 

el mundo dentro de tus ojos se pasea entre arcos irisados

entre bambalinas de alegres colores

flotando en un mar de cristal

 

yo no estoy ahí para corroborarlo

pero tú me lo cuentas

desde el otro lado de la ventana

vidrio interior

 

la cabeza huérfana del rey depuesto saluda al paso

¿por qué no besar sus labios aún calientes?

no me mires así, ha sido idea tuya

 

alma perdida en el palacio de cristal oscuro

 

no me regañes

viniste conmigo desde el primer día a la luz al mundo

y juntos nos moriremos en la misma carne podrida

refrescados por las mismas lágrimas

apenadas por nuestra huida

 

reafirmemos lo que ahora somos

partes desmembradas de un mismo cuerpo

que se yergue compactado a pesar de

como a través de sigue viendo sordidez

aunque el mundo más allá cambia

y más aquí se transforma en sí mismo imperturbable

 

un solo sentir multiplicado

atraviesa rectos muros

 

menudas palabras de soledad

que abarcan poco

mas allá de quien las escribe

 

y tú que lees

paseas por tus propios palacios de cristal oscuro

y besas regias cabezas decapitadas

sin asco al qué dirán pues nadie te ve

 

ves con nosotros la sordidez al otro lado

danos tu mano vocálica, consonántica

que escribe parágrafos encriptados

de puro entendimiento que no clara comprensión

 

el rey oscuro en el último palacio

 

goza la visión al vernos gozarla

unta lubrificada nuestros ojos nublados

con la pócima de la expansiva lucidez

 

nos entrevemos por yuxtavisión sincronizada

cuatro ojos expandidos

 

retorno entero a la unidad quebrantable

intra-corpórea bajo un mismo nombre

fascinada ante lo que no pudo ver

sin más aire que el respirado

ni más ayuda que el propio aliento

con las letras como sosiego

 

vuelta al punto cero realidad

suma exponencial del individuo

 

lo que da de sí mirar por la ventana

 

 

POEMA DE LA TRASLACION POETICA

(versos nómadas)

 

habiendo perdido el norte

para hallar muchos más

 

              quilómetros y tiempos largos sin puntos cardinales

 

              sures                                                      estos nortes

              estes                      estos oestes                                       

              oestes                     estos estes                                 

              nortes                                                     estos sures    

 

            

                y todos los puntos intermedios posibles

 

 

rumbo a ese saber no sabiendo dónde ni cuándo ni los porqués

ni sus respuestas 

no viendo ya desde dónde vine

para hallar mucho más

 

senderos yuxtapuestos

 

                y todos las posibles posibilidades      

 

rodando vengo

en los caminos entretengo                             entredejo

                                          sobreescribo                               proscrito

 

nunca dejando de aprender porqué sólo hago que leer

mirando hacia atrás que es adelante pero vuelto del revés

con la mochila en los pies

y el canto silencioso del caminante

que certero paso a paso borra las huellas que no quiere dejar

en ese camino siendo ninguno y todos a la vez

 

ahora todo parece verdad

antes quizás no lo fuera

lo sé si no dejo de andar

 

paseo el mundo y él me pasea

concatenando los pasos

y ese todo que conforma

pieza engranada en concéntrica simbiosis

radial sentimiento

que permite rotar

 

roto en traslación poética

no quebrado sino inércico

como digo

en paralelo

 

                y todas las direcciones llevan

 

                                                                                 no se llega a b            

                                                desde a        

          sin pasar por z

 

 

 

                                           puestos a releer

                                ya que lo permite el paisaje

                      que con sus letras al completo lo recuerda

                         reinicio desde cualquier punto medio

                                       el próximo recorrido

                                              como digo

                                              sin parada

 

 

                                              traslación

 

 


Tags: Guillermo Borrás

Publicado por gala2 @ 4:47  | POEMAS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios