Viernes, 20 de noviembre de 2009

BOMBERO.

 

¿Cuánto tiempo estaré buscando el leño

De mi alma, el vibrar del fuego apoteósico,

El bombero que calme mi furor

Con su manguera de amor –agua de amanecida—,

Agua interior, risa del viento, ala libre,

Señero aposento de un cantar inigualable.

Tremendo tul de blancas realidades.

(¡Ven bombero, ven que te deseo, ven!).

Por los aires van mis llamas, y él,

Volando hasta el horno laborioso.

El furor de mi cuerpo caliente –hot-

Como el magma mismo de la tierra,

Como la lujuria del sol desenfrenado.

¡Dame calor, dame vida: oh luminiscente!

Mis brasas apaga con tus abrazos.

¡Oh dulce entraña que me lleva al delirio!

Apaga mis ansias con tu “mangón” amado,

Bombero; manguera en mano, manos a la obra,

Contén mi atrevimiento, dame de besos; puro

Ardor subiendo por mis recovecos, corazón.

Uniforme en el cuerpo, presión para apagar

Mis fuegos (¡Oh, tiranía del amor, del sexo!).

Así es el no hacerlo… desearlo tanto,

Con tan enorme pasión; tengo ganas de ti,

Por tanto pon en guardia el escabel

Porque te necesito, bombero, furibundo –acuoso-.

Aquí te espero, vida: ¿cuándo vas a venir?


Tags: AMADO AMORES

Publicado por gala2 @ 5:04  | POEMAS
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por antonio
Jueves, 17 de diciembre de 2009 | 19:34
me gusto,es suave,so?ador,intenso.