Martes, 16 de junio de 2009

JERUSALEM

 

Iba a verte pasar todos los días,

Jerusalén Santa.

El nombre es el paradigma

de la cosa

y, construído de vocales y consonantes

está el Nombre que es la esencia.

Cofre de Dios y de la Omnipotencia.

Ansioso de penetrar lo que Dios sabe,

Judá León le dió renovaciones

de letras y variadas complejidades.

Finalmente le adjudicó el nombre que es la respuesta.

La puerta,  la  reverberación, el Templo.

Aprisionad estoy en esa red retumbante

de antes, ahora, atrás, mientras, seguidamente,

derecha, izquierda, yo, tu, aquellos, los otros.

Estando en el Muro, de pie,

pienso en las leyes

que la angustia va cambiando,                        

al regreso del desierto donde camino mucho.

Buscando el olvido y el  obsequio de tus vinos

espanto, con mi  llanto de amor,  mis heridas

 


LA TIERRA  DE LA GRAN PROMESA.

 

¡Oh Jerusalén que tanto  amo!

Y el hombre...Pobre... vuelve su mirada,

como cuando por sobre su hombro

lo llama una esperanza, vuelve los ojos delirantes,

y todo lo vivido se detiene,

como pozo de culpa en sus entrañas.

No importa cuando llegue

pero está en camino.

Desde el comienzo de todas las cosas

está Él, el Innombrable.

Abraham  obedeció  a su llamado,

Moisés, él único que  lo vió cara a cara

y  lo escuchó, y....

De la piedra surgió agua.

Habló Oseas el poeta,  y

el profeta Eliseo le pidió al profeta Isaías

que lo llevara con él en su carro de fuego

para ofrecer palabras  como diamantes

en la puerta de Damasco.

Regreso del desierto donde han caído muchos.

Pasas...vuelves,

te detienes, miras.

Hay un albor de rosas..... 

Retiras la tristeza y me obsequias tu vino.

Tus lutos trenzan mis vestiduras,

con gotas  de amor.

No importan el tiempo y las piedras

¿ Cuánto duele el sollozante Auschwitz

o el ghetto de Varsovia?

Sí,  una legión de ángeles

vendrá a  liberarnos.         

De la niebla de la memoria

surge la silueta de las trinitarias del Aeropuerto Ben Gurión,

podría ser todo lo que fuera a quedarme de la vida

cuando lo demás se haya desvanecido.

La mañana alegre en  Jerusalén, la Ciudad de la Paz

tiene los pétalos de grandes girasoles....

¡Jerusalén después de dos mil años,

otra vez el milagro, el reencuentro!

 

 

Tras mis cuatro viajes a Israel, que han sido para bien en todos los sentidos,
escribo estos versos que me brotan del alma.



Elizabeth Margarita González Colmenares, nació en Caracas. Desde muy pequeña sintió inclinación por la lectura especialmente la poesía y literatura razón por la cual curso letras en la Universidad Central de VENEZUELA. En octubre del 2002 se publicó "Cuentos de Hadassa o impresiones de una caraqueña en Jerusalem", un relato donde el lector recorre tierra santa en un viaje mágico y trascendental. Ha escrito cuentos para niños, poemas, ha dado conferencias sobre Don Quijote de la Mancha (2005).

Realizó un curso de cuentos cortos en el Ateneo de Caracas (2005), actualmente están por editar "Cita con los Ángeles" una conexión entre nosotros y  los seres divinos que no vemos pero, nos acompañan. "Tiempos de Profetas", un recuentro y reencuentro con profetas Mayores y Menores que anunciaron la venida del Mesías y "Casa por cárcel" una narración autobiográfica que nos lleva desde lo espiritual a la realidad.

 


 


Tags: Elyzabeth González C.

Publicado por gala2 @ 6:36  | POEMAS
Comentarios (3)  | Enviar
Comentarios
Publicado por nombre
Martes, 16 de junio de 2009 | 18:06
Me han gustado los dos poemas. Expresan una gran espiritualidad, aunque en la tradici?n del juda?smo... Jerusalem tiene tambi?n un gran significado para el mundo palestino (?rabe, en general). Muy buenos versos. Mi enhorabuena desde otro rinc?n de poes?a:
http://niundiasinpoesiaguadalpin.blogspot.com/
Publicado por nombre
Viernes, 19 de junio de 2009 | 21:09
Este poema me da mucho en que pensar. Puede que siempre me haya atraido Jerusalem por la esencia que en el poema se describe. Si, vivo en una prisi?n y tambi?n corro en el desierto. Mucho,mucho. Soy una corredora de fondo. No noto el calor y llevo en mi espalda a la criatura que tanto amo.

Por ello me ha tocado el poema.
Publicado por nombre
S?bado, 04 de diciembre de 2010 | 20:23

realmente te toca el alma con sus poemas recoge la esencia de tierra santa  y  te invita a viajar en la imaginación a esas tierras maravillosas de años de tradición  y guerras ,batallas sufrimiento ,de alegrias en un lugar donde todo empezo.!!!!!! excelente .