S?bado, 06 de junio de 2009


en los estados sólidos del liquen del espejo
al tacto (no inferir se dice del revés de la palabra)
allega a la palabra un día escrita entre los álamos
el nudo casi interno de algún álamo
en la expresión: revierte la mirada todavía
o las pantallas secas de las nubes de hoja en el
ojal que él nombra (la  ocasión inversa)
mañana en el trasluz del agua
a la deriva

 

     

 como juncos bordeando las esquinas de este agua
(no ha habido innovación en la palabra, en los centros
contritos de palabra a lo largo del reflejo en las puntillas
desdobladas desde el fondo)
la piel en las esquinas últimas en el momento en que
la luz oficia de horizonte abriendo los contornos del color
en la pupila entrada en el paisaje
el movimiento en los espacios de las hojas en el reverso
de las hojas/ en el vértice moteado de naranja al amarillo
en la supuración de capas del color entre las aguas
(es el río es la mirada en los espacios desde el río
no la muerte)

 

 

cuando debajo de la voz se escucha al pájaro cantar
en lo fortuito de mirada al río (no por la imagen
la vuelta de la imagen desde el fondo de lo
anclado al pensamiento) proximidad del gesto
hacia la mano que dibuja del revés –la mano en
condición de rota- el duplicado de la cara en sombras
(anoche la foto a la deriva como connotación
de viento a la otra parte/ cara la otra parte)

 



como impresión del hombre acuclillado
la cara daba justo hacia mi cara/ la foto
dada vuelta hacia mi mano en coros de la voz
como sustancia repetida en la configuración
del coro en estallido cuando se toca del revés
del agua (inútilmente el salto a la caída)


Tags: Pablo Barattini

Publicado por gala2 @ 4:37  | POEMAS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios