Viernes, 29 de mayo de 2009

 

 

EL ALCOHOL Y EL DINERO

 

Tuve una vez un sueño muy raro

Una noche en que tanto pensaba

Cansado me dormí y desperté sobresaltado

Recordando el sueño reflexionaba

Había soñado con el alcohol

Que me ofrecía una nueva vida

Me dijo-¡te ofrezco ver de nuevo el sol!

Conmigo ya no sentirás tu herida,

¡Vamos! ¡Bebe de mi cuerpo!

Que ansioso estoy por entrar en el tuyo,

Si me tomas te olvidarás del tiempo

¡Verás que crecerá tu orgullo!

Te sentirás mucho más fuerte

Ni siquiera te preocuparás de la realidad

¡Mucho menos le temerás a la muerte!

Le grité-¡eso solo es falsa felicidad!

-Me responde- si, ¡falsa, pero te gustara!

Si me haces parte de tu vida,

Si me haces parte de tu ser,

Si a mi recurres con tu alma dolida

¡Yo la llenaré de placer!

Tendrás una vida muy diferente

Te ofrezco el olvido de tus penas,

Solo haz míos tu cuerpo y tu mente

-Le dije- pero no me librarás de mis cadenas,

¡Mientes!, esa vida que me ofreces

¡Solo acabará con mi destino!

¡No acepto tu oferta!,- le dije muchas veces,

Y con furia arrojé la copa de vino,

No se que paso por mi mente

Y de pronto vi un lucero

Era una luz muy reluciente,

Me dijo que era el dinero

El poderoso señor que todo lo puede comprar

Hasta lo más codiciado de la tierra

Para tener una miseria de él debemos trabajar

Es toda una gran historia la que lo encierra,

Es casi como un dios adorado

Pues tiene millones de esclavos

Y con su sudor y sangre es manchado

Pues arroja al hombre en contra de sus hermanos,

-El me habló- ya veo que no aceptaste la oferta

Que te ofreció el alcohol

Ahora vengo yo hasta tu puerta

A pedirte que me hagas tu sol

Que me adores como a tu señor

Pues yo todo lo puedo comprar,

¡Yo soy el que más tiene valor!

¡Para eso te doy el don de matar!

A todo aquel que te estorbe

Para que de mi puedas disfrutar,

¡Y esa sangre mi cuerpo la absorbe!

Le dije- tu solo eres material

Que todos le han añadido mucho valor

He reconocido en ti la voz

De aquel  que es enemigo del señor

Y ya quieres que se te adore como un dios

Solo por ser el rey de la riqueza,

Eres además el rey de la maldad y las tinieblas,

Tú le has dado al oro mucha belleza

¿Por qué del don de matar me hablas?

------------CONTINÚA-------------

 


Tags: MIGUEL CANTÚ M.

Publicado por gala2 @ 10:36  | JOVENES POETAS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios