Domingo, 12 de abril de 2009

 

Ada salas

 

Acogiera mi boca el temblor

de la tuya. Esa turbia

palabra que te ronda los labios

y clava

cuatro cruces de luz en la rosa

de tu manso paisaje.

Abierta

como a brasa la bebiera.

 

Qué abismo escaparía

a la lengua voraz de mi memoria.

 

 No duerme el animal (Poesía 1987-2003), Madrid, Poesía Hiperión, 2009.

 

 POTAL DE POESÍA

 


Tags: Ada Salas

Publicado por gala2 @ 3:31  | POEMAS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios