Martes, 24 de marzo de 2009

 

 

Perdí mis versos,

que eran tus versos,

por la modernidad insatisfecha,

pero aún quedabas tú.

 

Eché a rodar cuesta abajo

mis principios y mi ética

por un trozo de poder corruptor y enajenante,

pero aún tú me sustentabas.

 

Por el balcón del alba

arrojé mis sueños

-creía no necesitarlos-

pero tú siempre estás en ellos.

 

Las rosas las creía espinas,

el terciopelo esparto,

el abrigo témpano de hielo,

pero tú siempre me vistes y perfumas.

 

Estaba al otro lado,

donde no debía,

con fe de agnóstico confeso,

pero caías tú                            sobre mi frente.

                    -lengua de fuego-

 

Ahora estoy aquí,

donde sí quiero,

y espero quedarme

contigo                         para siempre

           -trozo de tierra-

 


Tags: Andres Doncel Villegas

Publicado por gala2 @ 4:48  | POEMAS
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por azucena
Viernes, 29 de enero de 2010 | 16:21
?Hola papi! ?Feliz cumplea?os!