Viernes, 27 de marzo de 2009


1999-2009. Al recuerdo de Ernestina




1905. Diez de julio. Oráculo.

Primeras lecturas:

chaise-longue del salón
en el angulo oscuro de la biblioteca.

Ahora, en silencio, la voz
del viento entona un cántico inútil
a las puertas de la guerra:

Bombas y sirenas para un exilio enamorado
en otras tierras. Otras gentes, otro espacio
para amar en la distancia y presenciar
el último adiós de aquella hazaña:
mil novecientos cincuenta y siete.
Lejos de España:

correspondencia cerrada - cárcel de los sentidos-
datada en México con el nombre
que me diste por remite.

Recuerdos de mares surcados hace tiempo:
Primer exilio en propia tierra,
última morada en la que huyeron todas las islas:
27 de marzo de mil novecientos noventa y nueve:

una fecha más en el calendario: último exilio.


Tags: Angela Serna

Publicado por gala2 @ 5:14  | POEMAS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios