Martes, 17 de marzo de 2009

 

Algunos silencios nos exilian
de la tierra prometida.
Muerden mucho más que palabras,
condenan a una perpetua cadena
de más silencios, que atan
un enjambre de palabras
que habíamos presentido
serían dichas.
Enredan algunos silencios
los pensamientos dormidos
y hacen galopar los miedos
que silenciamos.
Sienten los silencios
el éxtasis que asoma
a los ojos del ser
que arrobado susurra
sus más hondos deseos
y es así, sin saberlo,
el silencio que sella
la más firme alianza
de los silentes.

Tags: BEGOÑA ABAD

Publicado por gala2 @ 5:35  | POEMAS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios