Domingo, 08 de marzo de 2009

 

COLLIURE 1939

Cantando al olmo viejo te fuiste.

Por la frontera ni resuello quedaba en tus pulmones.

Tu anciana madre contigo viajaba,

bastaba con que fueras ligero de equipaje.

¿Qué tendrán los álamos del río que entre

San Polo y San Saturio lloran de pena

y al río lágrimas derraman?.

Entre hojas doradas y ramas que abanican vientos

se anuncia que ha muerto El Poeta,

que no quedan penas en el camino,

que con Antonio se fueron ya.

Las flechas de los enamorados

ya no se clavan en los corazones,

se han ido con  El Poeta a tierras lejanas.

En estos campos de Soria

recuerdo tu triste aliño indumentario,

tu patio de Sevilla,

tus cigarros apagándose al irse el sol,

tu guardapolvos desteñido,

tu corazón herido por una dama

que nunca supo lo que era amor.

Ella no entendía que en España se moría

por defender la libertad.

Pero la libertad fue cercenada

y en España solo se moría por morir,

morir por haber querido vivir.

En la última curva de tu camino,

cuando ya no miraste atrás,

cuando ya no podías andar más…

Verso a verso nos dejaste.

En estas ribera Mediterráneas,

en esa tu última morada

sigues soñando con colinas doradas,

verdes pinos y Tierras

donde poder reposar en calma.

 


Tags: Arantza Semprun

Publicado por gala2 @ 4:45  | POEMAS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios