Viernes, 06 de marzo de 2009

                              BREVE EXÉGESIS PARA UN TIEMPO IDO

 

 

 

… y me quedé pensando no sólo en cómo eras

y en cómo aullaron aquellos cierzos de marzo y las iras de agosto

que tanto afligieron nuestras yemas tempranas,

sino en cómo no supe hacer que del cielo solar renaciese la lluvia

y en la piel del volcán germinara una rosa;

 

… y no, no había desamor o nieblas cuando escuché el silencio;

sé que a veces se aparece la eternidad, la nuestra,

con esa esmerada placidez, casi dulzura, que asombra o duele;

 

... así surgía nuestro amparo o don de las resurrecciones,

la transparencia lúcida de todo cuanto con amor ha sido;

 

... reconozco y siento tu sublime libertad y el aleteo de tus pájaros alejándose,

y ese poso apacible, y cálido aún,

de la ternura fresca.

 

 

 

http://www.oriondepanthoseas.com

[Weblog literario del autor: poesía, relato, novela, filosofía y otros]

 


Tags: ORION DE PANTHOSEAS

Publicado por gala2 @ 4:14  | POEMAS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios