Martes, 03 de febrero de 2009

 

4 de la mañana

              vendrán  otras noches para dormir

hace calor

               mi cabeza da vueltas

y vomito el trago consumido hace años

vuelve

se instala y da vueltas, marea, inestabiliza

                        no duermo

y la soledad traspirada lo inunda todo

 

Esta tarde dos hombres

                         vinieron a los territorios de la agenda

atiborrada de nombres  de mi cama

no dejaron teléfono

ni direccion

ni apellidos

solo retumbar del quejido que se queda para

cuando no se duerme en la noche.

 

Los cuerpos salobres

                      anticiparon la mortaja

de los restos

con olor nauseabundo

momificados

                      culpándote con la mirada

fija en nuestro pasado

 

Esta noche

                  que lo anuncie el amanecer y los cantos gregorianos

el cigarro perdido en el bolsillo

las monedas que ya no sirven

el cierre descorrido

                          esta noche queda poco muy poco

para mi muerte. 

 

 

 

 

 

 

 

Desde siempre

                         la mar ha traicionado

me traiciono cuando solo de  frente  iba y volvía

                         ignorando mi soledad

el fuego de mi chimenea

las carnes desbordantes jóvenes que sudaban placer

                          de mis manos

                          culo y boca

 

La mar

              no devolvió  los compañeros

que el  ruinruneante helicóptero

                                    vomito desde su entrañas

con un fierro

piedras

el vientre desunido, cortado por  corvo militar

 

En esas y otras aguas aun están desaparecidos

 

La mar de Alfonsina

                                  del  nostálgico

                                  enamorado

                                   desdichado

                                    poeta

Esa mar

              vio el cuerpo de la Pato Egaña morir

una tarde cercana a la noche de navidad en Quintero

donde los soldados de la Fach

                                      me llevaron a los hangares

para besarme y gemir en el oído de mi cuerpo veraneante de 17 años

                        

allí  murió Patricio Egaña

                                  su sangre  río  de VIH

                                   aliento contaminado de sudores y lagrimas

hombres hombres y más hombres

                                   la Matilde Ladrón de Guevara

vestida de fucsia

                              piernas abiertas

                              carnes agonizantes y el sexo calvo

                              presagiando  muerte

nada que el Pato Egaña pudiera desear, sino escapar, huir

                                                        un hombre

                                                        vivir.

 

Un golpe en la cabeza

                                    y en el fondo de los roquerios

se quedo

              para siempre posando y que la contemplaran las alturas

                                    murió el Pato Egaña

                                     dignamente maricòn

                                     bebido

                                      drogado

                                                   culeado

 

 

noche tras noche muerto en las noches frias del mar  quinterano

                                      

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No me beses

                    ni digas  mi nombre

a ninguna hora, menos cuando el atardecer

                   se cuela por mi ventana

y los gatos indiferentes

lavan su pelaje

La Kena espera  cliente

Yo susurro

                      lo que sea  exprese  eres mi hombre

trofeo

                          que dejará aliento y perfume

algo de semen y nada más.

 

Estoy desencantado

                          de los días y la rutina de amanecer

noches ebrias

                            atizando el fuego de una calentura

sin nombre

                  que quema

pide

recuerda

excita

          pero no hay nadie más que yo y mi ancianidad

convocatoria clausurada

                       por no dejar fuera los años

                       y llevarlos conmigo.

 

No me beses

                    sentir tu labio venido

de otros recorridos

                               piel

estampada con sello de mujer, y tragos de fiesta

no

no quiero las piernas

                                   sobre mí

                                   tratando

                                   de erectar

una carne dormida

trasnochada

                   

Estoy dejando que el tiempo vaya bajando mis pupilas

                                 que arrugado

                                  los surcos

entonen la melodía pasada de moda

                                 con los nombres

                                  de los que ame

 

Déjame   sobrevivir

                               abofeteado, herido, cansado

motivos para llorar

escuchando boleros quejumbrosos

 

Los Besos

                  los escribo en las corteza de los árboles

                  en el baño publico

                  mirada torva

                                        para paquete y piernas

 

Niño no es mi tiempo de amor

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y entonces

                   los escupitajos no dejaron

de plasmar su humedad

en mis ojos

en la frente

                    escupo blanco

de caracol nauseabundo que da gritos antes de morir.

 

Dijiste que en mis pasos anteriores

                       otra sangre tiño mis dedos

que el vomitivo dictador

                        dejo una huella fotografiada conmigo

y las lágrimas no las consolé

 

Nada es cierto

                       yo el de la cara abofeteada

que violaron afirmado de un árbol

                       y le susurraron que el amor

era solo humedecer la oreja de sonidos y quejidos

yo

    el que una noche huyo vagabundeando los amaneceres

y quiso amar

y besar

             pero la noche clausuro la ternura

para que dolor fuera palabra y furia

 

Yo el muchacho que no quiere recordar

                        ni escribir una pagina

diciendo que las calles de Quillota

Tags: SÁNCHEZ MEZA C.E.

Publicado por gala2 @ 5:01  | POEMAS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios