Lunes, 12 de enero de 2009

 

Dulce Fragancia

 

Sólo el silencio, puede oír

lo que hay en mi corazón

Sólo esta angustia sabe de mi

No tengo testigos en mi interior

No existe quien contenga este amor

Ni las muchas aguas podrán apagar

Ni el inmenso cielo cubrir

Ni la flor más excelsa igualar

La belleza que me hiciste sentir

Busqué mucho dentro mío

Busqué como un ave su nido

En la oscura noche fría

Y te hallé, Dulce Fragancia

Llenaste mi vida con tu sonrisa

Nada al aroma de tu amor se compara

Tu hermosa boca, tus breves palabras

y las lágrimas contenidas, se desatan

Sé que el tiempo puede llevarse mi vida

Pero no puedo más, que esperarte

Las huellas imborrables de tu ser,

quedaron grabadas bajo mi piel

para siempre presente conmigo llevarte

aguardando el día, el amanecer pleno

que me consagre en tu compañía

La felicidad tan ansiada se esconde

cual ave en el bosque perdida

voy a buscarte incansablemente

hasta el final de mis días

hasta poder hallarte.

 

11/12

 

 

 

 

 

 


Tags: Zarathustra

Publicado por gala2 @ 3:11  | POEMAS
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por nombre
Martes, 03 de noviembre de 2009 | 4:40
Quien es el autor de este poema exactamemte????
En que libro aparece???
Es hermoso.
[email protected]