Martes, 16 de diciembre de 2008

 

Réquiem por el Periodista  José Eduardo “Chepe” Zarco.

Por: Rafael Mérida Cruz-Lascano

 

Fallece el Periodista,  JOSE EDUARDO “CHEPE” ZARCO” y enluta al circulo periodístico de Guatemala. El que  emitió un comunica de prensa informando sobre el inusitado deceso del  periodista de grande trayectoria, excelente columnista de Prensa Libre, allí se dio voz a las denuncias’

 Director y fundador de la revista, Y que? un espacio crítico, incómodo para los grupos de poder, usando modalidades tan eficaces como el reporte y la crónica. Se tenía como una afrenta a la ética anteponer la subjetividad a la objetividad. Al presentar las noticias en una actitud respetuosa frente a la audiencia, cuidaba de no traslucir sus opiniones.
Asimismo en el espacio de Opinión, presento su columna “T-max” la cual  el periodismo actuaba como un servicio social encargado de llevar a los ciudadanos las noticias de un modo objetivo e imparcial en donde el periodista permitía que cada quien se formara su propia opinión. No había forma distinta para ejercer ese magisterio público. El oficio era honrado presentando la realidad de un modo fidedigno. En sus hallazgos periodísticos se nos comunicaba con una alegría discreta pero que estallaban en sus ojos, ante los cuales atinábamos a asentir con una leve sonrisa en señal de respeto y reverencia por su gran dominio y erudición.

También en televisión, través de su programa “Temas de la Noche” compartía todos sus conocimientos y pequeñas conquistas teóricas y en el que visitaba los diferentes caminos desarrollados por diversas culturas en el tiempo en pos de la espiritualidad. En un tono de respeto y amorosa compañía, propio de los hombres sabios,  sus palabras nos hacían recorrer nuestras propias convicciones y asomarnos con vértigo a la ignorancia que las sustentan.

 

Hijo del inolvidable periodista, don Isidoro Zarco Alfasa (1912-1970) y de la sobresaliente señora en el periodismo, dona Teresita de Jesús Bolaños Lemus de Zarco (falleció el 24 de Dic.98)

 Hace algunas décadas, cuando el proceso de descomposición que afectaba directamente al periodismo, don Isidoro, fue asesinado un 28 de enero de 1970, frente al Estadio Mateo Flores. Aun Hoy desconocemos al  autor intelectual de asesinato de periodista, pero por información de, que dice: (CERIGUA/IFEX) - En conmemoración del Día Nacional de las Víctimas del conflicto armado interno, el 25 de febrero de 2008, el presidente guatemalteco, Álvaro Colom, ofreció hacer públicos los documentos militares, que podrían esclarecer la suerte de millares de guatemaltecos "desaparecidos" durante la guerra.   El Foro Permanente para la Democratización de las Comunicaciones, en un informe entregado a la Comisión del Esclarecimiento Histórico el 15 de diciembre de 1997, reportó que entre los casos que enlutaron a la prensa guatemalteca en esa época, se puede mencionar la impactante muerte de Isidoro Zarco, cofundador del diario "Prensa Libre", el 28 de enero de 1970, cuando fue abatido a tiros en una emboscada urbana.

Ahora, para permanecer informados debemos confrontar las fuentes con sumo cuidado porque el periodista que informaba de modo objetivo e imparcial, desafortunadamente, “Chepe”, fue encontrado en su residencia de la zona 14, hoy 15 de diciembre de 2008, y posiblemente a causa de un infarto, Paro-respiratorio ha muerto.

Profundo y descarado venerador de su señora madre, en su razón de ser es mirar, ver, y contar lo que pasa delante de nosotros, no desperdiciaba ocasión para enaltecerla, pero con sobrada razón, pues además de ser una excelente esposa, luego sobresaliente periodista, (La finalidad del periodismo es la búsqueda de la verdad.) también nos lego tres libros: “Cuentos quieres, niña bella”; “Y salió”  y “La culebra en la corbata”

 

 “los periodistas son los únicos intermediarios entre el ciudadano, que no tiene poder, y los mandatarios, que sí lo tienen”. Y esta fue su postrera aportación para ello el periodista se limito  a recoger datos y verificarlos. Ordenarlos y exponerlos con sencillez  y sentido haciendo  que el mensaje pueda ser entendido por el lector:

 

“Mi regalo de Navidad”

José Eduardo Zarco

A los guatemaltecos y a otros hermanos de otras naciones, Diciembre nos inspira. El aire frío huele a pino, a manzanilla, tamales, a comida hecha con amor, a cosas deliciosas, y el ambiente es amoroso. Las decoraciones navideñas son enternecedoras, el mensaje general es de fraternidad, los abrazos y los besos abundan y la buena nota está en todo. Muchos no se dan cuenta pero ese  estado tan especial se debe a la conmemoración de un Evento singularmente extraordinario.

Es época de regalar, de recibir y convivir con un sentimiento contaminado por lo más Bello.


Es por eso que a quienes les preocupa el tema económico este fin de año, deben levantar la vista y sus corazones un poco más arriba y darse cuenta que el dinero no tiene nada que ver con todo lo que pasa durante estos días. Sería muy bueno tenerlo y tenerlo en abundancia, por supuesto, pero si no se tiene, no hay que permitir que su ausencia contamine lo espiritual de la ocasión. Aunque resulte extraño decirlo, el Dinero debe valer verga. Y perdonen de nuevo mis palabrotas y mi manera tan vulgar e irreverente de ser. Pero es que precisamente, como no quiero, ni creo importante,  ni tampoco posible, que la plata sea fundamental ni esté presente en este Diciembre, he decidido darle a mis hijos, a mi mujer y a mis amigos un regalo que, creo yo, vale más que todos los millones de dólares del mundo, porque este regalo no se puede pagar.  Se trata de mí… (ejem…)

Y no piense usted amigo lector que me creo yo mucho, pero lo que estoy dándoles no se puede pagar con metálico, plástico o billetes. Sólo se puede recibir. Es por eso que creo que es un regalón.

Y sí. Lo hago público porque aparte de ser yo ya un columnista de 25 años de exposición pública y de tener la oportunidad de poder escribir en esta revista, quiero invitar a quienes lean esto a que encuentren en esta idea una buena inspiración para compartir este año con sus seres amados.

Yo , en primer lugar les obsequio a mis cinco hijos, a mi mujer y a mis amigos del corazón (por supuesto que si Dios me lo permite) un años más de vida al lado de ellos, dispuesto a amarlos, quererlos, besarlos, consentirlos, compartir, reír, llorar, educar, escuchar, comprender, corregir, experimentar y equivocarme.

Les obsequio la verdad de mí, de lo que soy, de cómo soy. Les regalo lo que creo cierto, mi fuerza, mi valentía, mi honor, mi dignidad, mi integridad (tan cuestionada por los puritanos y los fanáticos) les doy mi tiempo (a veces tan corto porque duermo mucho) les regalo mi sentido del humor que a veces es  demasiado negro y tan lleno de maldiciones, les pongo a sus incondicionales deseos este hombre tan imperfecto pero tan lleno de amor que hoy decidió darse él nuevamente, otro años más. Y con eso creo que cualquier regalo de cualquier tienda de lujo o de no lujo es una babosada.

Por supuesto, también estará el dinero si lo hay. Y si no, no importa. Ya saben que estoy aquí para ellos. Y espero recibir lo mismo a cambio. Con eso y una cena en la que lo más importante sea el amor, creo que estoy más que servido.

Y para terminar, un Consejo de regalo: no gaste mucho este mes, mejor guarde para los tiempos complicados que se aproximan.-

José Eduardo Zarco

 

 

 

Con la partida “Chepe”  nos quedamos con un gran sentimiento de pérdida, el abatimiento propio de la conciencia de no haberlo escuchado todo lo necesario, de no haberle hecho las preguntas indispensables.

Tags: José Eduardo ?Chepe?

Publicado por gala2 @ 14:50  | HOMENAJES
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios