Lunes, 29 de diciembre de 2008

 

                                       DEL FUEGO DE LAS PALABRAS

 

 

 

 

... parecerá increíble, pero he sabido al fin que las viejas costumbres no sólo enmohecen,

sino que aplastan y matan;

por eso las muy putas me han hecho así de denso y taimado, diría que irreconocible;

... y es que, los días que vienen como éste, casi es mejor pegarse un tiro

o ponerse a correr y a correr y no parar hasta caer como un recauchutado en la cuneta;

así no podría pensar, o a lo mejor me olvidaba de que he debido ser un hombre;

... por eso, después de haber seguido y seguido con tesón implacable durante tanto tiempo

dentro de este ser-hombre-burro, parece que las hubiera olvidado y no pudiera reconocer

siquiera las palabras, me doy cuenta de que las sublimes ya no puedo hallarlas fácilmente

ni puedo cogerlas sin remordimiento; al contrario, noto que al tocarlas me rozan y hieren,

como si a fuerza de no usarnos hubiera surgido entre nosotros un foso insalvable

de rabia o rencor, de extrañamiento, de desconfianza o burda descortesía;

... y no, no me atrevo a decir que no me duela este escarnio, esta afrenta para una felicidad

y reglas de mente y corazón que tuve;

... éstos días canallas los conozco bien, los conozco de puta madre, pues siempre, siempre vienen

con los cuchillos tapados; vas tan tranquilo dando patadas a las hojas y, de repente,

sientes por la espalda un dolor punzante que te aprieta, que te ahoga y te ahoga y no te deja ni respirar;

... y aunque suelo decirme que ya soy muy mayor y que debo tener cuidado con todo, mucho cuidado,

- y una y otra vez me lo repito - yo, sin embargo, erre que erre, para adelante y contra el suelo

y dale que dale; un día y otro sin miramiento, con ira y furia.

 

 

 

 [… del “Libro de Ahab”]

http://www.oriondepanthoseas.com

(Weblog literario del autor: poesía, relato, novela, filosofía y otros)

 

 

 

 


Tags: ORION

Publicado por gala2 @ 4:55  | POEMAS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios