Viernes, 07 de noviembre de 2008

 

Hay que entrar en el vacío para diluirse en lo insignificante.

Dios sólo existe en la brújula.

Sería una empresa útil volver a ser mono.

Un poema es un fracaso del silencio.

Callar, para oírse gritar.

Los mediocres no eligen la soledad.

Leer un aforismo para gozar de su silencio.

Entre la palabra y el silencio, la solitaria tinta.

El dolor se abre camino entre las grietas del tiempo.

Los versos más profundos pertenecen a las cenizas.

Una mujer: un trazo del laberinto de la natura.

 

 

Estos aforismos pertenecen al libro Hilos sueltos, de Fernando Menéndez,  Valladolid, Difácil, 2008 (con una introducción de José Ramón González: «Notas sobre el aforismo» y portada de Kíker)

 

 

PORTAL DE POESIA


Tags: Fernando Menéndez

Publicado por gala2 @ 5:48  | POEMAS
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Senocri
Viernes, 07 de noviembre de 2008 | 19:27
Los aforismos... 'de la cabeza parlante' que dec?a Bergam?n. Es como volver a la sabidur?a de los ancestros. De di?logos al amor de la lumbre. En fin... no s? qu? decirle m?s. Qu? tenga suerte. Entr? por casualidad y no me arrepiento.