Martes, 28 de octubre de 2008

 

REFUGIO

(Malgrat)

 

 

A oscuras todo pudor es máscara o frontera.

Sea ya esta tu boca de guindas o esta la madrugada

que desnudo a fuerza de tragarme la noche,

o la orilla sedienta que se empapa de mi sangre

densa como un bálsamo de miel y raíz de sicómoro.

 

A oscuras el amor se pronuncia con agua de tormenta,

como una turbia música que tiembla tras los párpados

y llega al corazón como lágrima agridulce,

como un río pleno de peces que muerden las estrellas.

 

A oscuras, frente a la desnudez, sólo el amor existe.

Sabor a tierra fértil que deja en la boca

el penúltimo beso arrancado con furia,

con el arrebato del relámpago azafrán

o la espuma furiosa que barre horizontes de huellas.

 

A oscuras el amor destila arrobada fragancia

de pétalos amasados en el almirez de los labios.

El amor nos desnuda de tabúes y de credos

como frutos sagrados que vencieron al naufragio,

como refugio de luna para estrellas fugaces.

A oscuras descubrimos el don de la belleza.

 

Es un poema de José Luis García Herrera, de su libro El recinto del fuego (Premio Internacional de Poesía  Erótico-Amososa) Ateneo Guipuzcoano 2007, Huerga & Fierro Editores, 2008.

 

PORTAL DE POESIA


Tags: José Luis García Herrera

Publicado por gala2 @ 5:34  | POEMAS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios