Lunes, 27 de octubre de 2008

 

  En una alta y verde  montaña,

Acudo en mi apatía, a desahogar mis penas,

     El viento enrojece, mi pálida piel,

     Con ráfagas frías, que mi nariz hiela.

 

Tu ausencia en mi vida, forjó la añoranza,

     Y en mi piel vacía, de caricias lentas,

Quedaron los surcos, que hoy se resquebrajan,

      Llevando mi vida, a la tristeza eterna.

 

Contemplando las nubes, se extasía mi alma,

      Y figuradamente, se me representan,

Corazones blancos que en mi mente ida,

  Cabalgando en el viento, llevarte quisiera.

 

   Sentada en la hierba, contemplo el vacío,

Y con mis dos manos frías, recojo las piernas,

     Apoyo la cara, y caen dos lágrimas,

Que son como ríos, lamiendo la verde ladera.

 

     Dejaste mi cuerpo, vacío de cariño,

  Seco el corazón, de aguantar las penas

De tanto quererte, me encuentro  en un túnel.

 Que es gélido y negro, como tu conciencia.



***


Donde se va el tiempo, que se pierde delante de mis ojos,

Cuando la niebla de la tarde en soledad, se apodera de mi mente.

A donde los lamentos, y congojo, que luchan desafiando la corriente,

Detrás de mi visillo floreado, proyecto la mirada que se afana.

Y quisiera rescatar pero no puede…

La silueta de diosa, que vislumbro en tu ventana.

 

Dos caudalosos ríos son mis ojos, que al mar quiere abrazar pero no puede,

Tú eres el mar, que se escapa de mis manos,

Y yo soy el río, que se nutre de recuerdos, y muriendo va con ellos, lentamente.

Amo mucho pero no debiera…

Pues la vida es muy cruel con los destinos,

Mi corazón, es igual que una campana,

Que tañendo le va al viento, con álgidos  lamentos y suspiros.

 

Si pasado el tiempo, persiste mi enamoramiento,

Y en la bruma de mi mente, yo pierdo tu silueta y mi porfía,

Cabalgaré en la grupa de los vientos,

Y en el túnel de tiempo, te buscaré toda mi vida.

Si la furia de la parca  me acechara,

Y cerrándome los ojos, borrara tu ventana,

Bien sabe Dios que no conseguiría que mi alma, empobrecida.

Siguiera esperando, de tus labios la llamada.

 

                                                                                                                

 

 

 


Tags: ANA OLMO

Publicado por gala2 @ 4:32  | POEMAS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios