Viernes, 10 de octubre de 2008


 

 

 

                    COMPAÑERO, VENIMOS DE MUY LEJOS

 

 

… ah, corazón mío, sal de la bruma pasional de la sangre y, ya, limpia,

háblame en este instante y sin rubor del amor, del genio de la vida

y del asiduo llanto y golpe de la muerte;

te lo digo ahora, cuando los martillos cesan en lo alto y la algarabía se convierte

en un íntimo destello de silencio vivo, cuando los brazos del ser se agotan

y  piden tus siembras y tus lumbres para refugio, descanso y luz del alma;

… compañero, venimos de muy lejos y ambos necesitamos palabras

de concordia, no de las viejas, no de las de usar y matar, no;

reivindiquemos para saber lo que tanto fue en daño y agonía;

pues sólo, sólo nos queda el leve resplandor que en ti brotó;

… compañero, tú sabes que él es nuestro héroe, el paladín, el dios de nuestra lanza.

 

 

 

http://www.oriondepanthoseas.com

[Weblog literario del autor. poesía, relato, novela, filosofía y otros]

 


Tags: ORION

Publicado por gala2 @ 5:38  | POEMAS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios