S?bado, 20 de septiembre de 2008

 

A un amante silente

 
Añórolo es mi lucero
¿Todavía me querrá?
Ya no lo puedo mirar
Están mis cuencas vacías
Su ausencia me las secó.

Amo su canto, aún lo espero
¿Todavía cantará?
Oír su voz es mi deseo
Sus palabras me extasían
Pero me mata su olvido.

Quiero su boca en la mía
Pegar su cuerpo en el mío
Con sus manos embrujando
Mi nuca, senos y vientre.
Ese mi hombre ¡Siempre mío!

 

 


Tags: CANTACLARO

Publicado por gala2 @ 4:27  | POEMAS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios