Domingo, 10 de agosto de 2008

 

                     LOS JUEGOS

 

Corre...corre...corre..si te toca sos mancha venenosa.

Salta...salta... salta, que la soga no te toque.

Antón..antón... pirulero...Sobre el puente de Avignon...

La piedra y los números, un pie , el otro y la meta

de la rayuela.

El cielo está surcado de papeles de colores

barriletes danzando sobre campos verdes

caras coloradas , borrachas de frío y de sol.

La familia reunida, felicidad de vivir.

Son un trazo de luz  en  el sorpresivo sendero.

Salta...salta...salta

el corazón saltaba por la boca, ahora salta por los dedos

que se posan en las teclas para reunirnos en el espacio

que evade rozar el sol y las estrellas,

sí aquellas estrellas que algún día jugamos a adivinar sus nombres,

teclas, teclas, teclas...en el espacio cibernético.

¿ Dónde se esconden los juegos que pintaban de crepúsculo

las infantiles caras  bajo el sol?

 

                                                         

 

            GAIA:( Diosa tierra)     


 

que vas navegando en el espacio

Gaia, dime,                                                                                                                              
¿ Podremos curar tus heridas                        

nosotros, que las infligimos?                             

 

Sé de tu fiebre, tu ahogo                                    

producido                                                           

por la ingobernable                                            

codicia humana;                                                 

El gas carbónico,                         

la lluvia ácida ,                                                   

la tala indiscriminada                                         

de nuestros bosques,                                          

la llaga gigante                                                   

de la capa de ozono,

la fatuidad nuclear,                                             

la destrucción                                                      

del delicado equilibrio                                        

que sostiene el tejido                                          

de la biodiversidad.                                            

Sobre todo Gaia                                                 

la insustentable                                                   

política ambiental.  

 

Nacen muchos niños Gaia

que serán pobres,

eso es hambre, eso es enfermedad

ya no harán falta las guerras Gaia

la extinción será natural.

 

Tú sigues navegando en el espacio

azul y magnífica

herida de muerte.

 

Tu venganza no es dulce

nos arrastras con tus vientos

tus huracanes,

tus ríos enfurecidos.

Tus otrora cristalinas aguas                                           

invaden los pueblos

con nuestras propias pestilencias.

El  infierno íntimo quema los

frondosos bosques.

¡IGNORANCIA! 

Arden la belleza y el oxígeno

arden las esperanzas

mueren especies inocentes.

No vale nada la vanidad

de nuestra intelectualidad.

 

Y tú sigues Gaia

tu majestuoso viaje

por el universo en expansión

sigues entre el polvo cósmico

junto a la Vía Láctea

tras el Sol,

por la oscuridad de la nada

hacia un destino iluminado

herida de muerte. 

  



POEMA. Mención de Honor.   

 En Antología “Mundo Poético”Buenos Aires. Edit. Nuevo Ser.2003.                                                                                          

 ANA MARIA MANCEDA( Escritora de San Martín De Los Andes, provincia Del Neuquén, Patagonia Argentina)


Tags: ANA MARÍA MANCEDA

Publicado por gala2 @ 3:49  | POEMAS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios