Martes, 22 de julio de 2008




SINFONÍA DE PLACER

“La afición a hacer el amor
es el único entretenimiento
que no pasa de moda”.



Mil notas furiosas en la noche,
La fa de tu pelo, el re de mi piel,
Sinfonía que acaricia el aire,
Y tú, partitura entre mis brazos,
Esperas ser tocada, leída,
Que cada sonido de tu diapasón vaginal
Inunde con su ritmo mi instrumento.
Ecos de tu piel despiertan mi ser,
Inundan mi sentir, mi pasión,
Quiero desentrañar tu clave de solfeo,
Quiero acariciar cada cuerda de tu guitarra,
Entre acordes en tu bajo vientre,
Entre rasgaos y punteos agudos.
Mi clarinete con acompasadas blancas
Sacude desde arpegios y corcheas
Una balada que es partitura en ti.
Tus labios ya silbaron mi trompeta,
Ahora sacudo yo tu melodiosa arpa
Y con mis dedos improviso notas.
La sinfonía vibrante ya nos colmó,
El aire está lleno de nuestro dueto.



CINCEL DE BESOS


Quisiera tener cincel de besos
Para esculpir una flor en tu piel.
Quisiera tener pincel de abrazos
Para pintar mi rostro en tu regazo.
Mis manos parecen moldear tu cuerpo
Y tú así engrandeces el mío,
Me haces vibrar, me estremezco a tu lado.
Nunca de tenerte quedaré cansado,
Quisiera vivir dentro de ti,
Respirar tu aire, beber tus besos,
De algún modo existir en ti.
Tus manos erizan cada recodo de mi piel,
Me trastoca tu tacto suave,
Me enloquecen esas caricias traviesas,
Y necesito abrazarte, tocarte, besarte,
Como necesito respirar.




PRESENCIAS ESTREMECIDAS DE AMOR



Fundirse dos cuerpos
Entre de placer suspiros,
Unirse dos almas
Entre de amor gemidos,
Como estertores abiertos,
Queriendo evadirse,
Saciar su bajo vientre,
Entre sudores de placer debatirse
Cuando la entraña ya más no siente.
Bocas furiosas devorando pliegues,
Labios carnosos acariciando pieles,
Como fundidas de lava rocas
Estremecidas por contactos sabios.
La llave de la vida inundada de flujos,
La presencia del amor es ciega,
Y mil vibraciones van y vienen,
Y mil convulsiones de placer te llenan.
Sudores de miel sacian tu piel,
Orgasmos plenos vibran en la noche,
Como influidos por su instinto dos cuerpos
Se abrazan cansados hasta el amanecer.



Tags: Miguel de Asén

Publicado por gala2 @ 21:04  | POEMAS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios