Martes, 22 de julio de 2008

 


6
A veces, no sin cierta razón, de los tribunos
Se dice que son gente de escaso razocinio,
Que les faltan lecturas, y es pobre su discurso.

Aunque es verdad que para hablar en público
Tampoco es necesario leer a Plinio.
Basta con no tener sentido del ridículo
Y una escasa pasión por los principios.

9

De tanto buitre en el aciago cielo
-¡Que me perdonen aves tan pacíficas!-
De la política y la economía
-¡Tanto pleonasmo en tan escaso vuelo!-
Ni siquiera saber es un consuelo
Que ellos también se morirán un día.

19

(De aquel azar con n de nostalgia)

La lleva en el alma escrita:
Nostalgia de un general
Que meaba agua bendita,
Un cáliz como orinal.



Trees epigramas del libro Avisos y cautelas, Madrid, Hiperión, 2008.

 


Tags: Francisco Castaño

Publicado por gala2 @ 5:15  | POEMAS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios