Martes, 15 de julio de 2008

 

 

El cerebro


Frondosos bosques internos,
donde la miel y la hiel
se entremezclan
jugando a ser amantes sempiternos.

Frondosos bosques internos,
sin dueños...

Parajes salvajes.
Mares y océanos
compiten por protagonizar
el personaje del escenario de tu vida.

Frondosos bosques internos,
sin dueños...

Volcanes de cenizas apagadas.
Fuego interno que no encuentra salida.
Clara luz que ilumina
el liquen de axones y dendritas
que conforman el bosque de mis sueños.

Sueños dormidos, sueños despiertos,
que dan lugar a...

Frondosos bosques internos,
sin dueños...

 


La Musa de Mis Sueños



¿ A donde fue la musa de mis sueños?
¿Quién robó su susurro en mis oídos?
¿Quién la apartó del puente
que unía su casa con la mía?


La cobra que un día me regaló,
anda por ahí perdida
o encerrada en una vitrina
de un parque de reptiles.


El hambre que la agita y la enajena,
la hace engullir mis versos sin sentido.

Mis versos la alimentan y envenenan,
mas mis versos no nutren sus sentidos.


Y anda perdida, como yo,
en una extraña vitrina de un parque
de la jungla amaestrada de la vida.

¿Acaso la serpiente
me robó el susurro de mi musa
y
yo me apoderé
de su reptar errante sin salida?

 


Tags: ana segura

Publicado por gala2 @ 5:54  | POEMAS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios