S?bado, 21 de junio de 2008


ASALTADO POR EL MAL

Quise llenar los pulmones de aire limpio
y salí a bucear por los caminos del hombre,
tomé buena nota y anoté "sálvese quien pueda".

El riesgo de que a uno le asalte el mal
es de lo más corriente, lo afirmo y reafirmo,
nos hemos acostumbrado tanto a él,
que aunque nos funde nos confunde,
y nada hacemos por plantarle bondad.

El árbol de la vida se nos seca y reseca
y sólo retoña el tallo del mal que nos malea.

Lo bueno cuesta hallarlo entre malvados.
El número de maldades no autoriza el vicio.
Hay que poner luz y acogerse al alma.
Hacer el bien aunque nos hagan el mal.

Nadie se conoce asimismo
hasta que no ha tratado de ser justo consigo.
Envenenados los caminos del hombre,
el género humano degenera en nada.

El todo deja de ser lo que es,
¡la pureza del aire ya no es el soplo de Dios!

 

Víctor Corcoba Herrero
[email protected]

 

 


Tags: Víctor Corcoba

Publicado por dali1 @ 14:04  | POEMAS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios