S?bado, 14 de junio de 2008

 

Quisiera no ser yo.

Burlar a este traidor

que está dentro de mí.

Y está venciendo.

 

En todo cuanto hago no hay sentido.

Lo sé.

En cada nuevo intento

una y otra vez más envaso sombras.

Después,

              mundo vacío,

cuerpos que se arremeten

como armaduras huecas

y empitonan los sueños

como si nunca hubiesen sido suyos.

 

No ser, o ser la hoja

que recoge en su cuenco

un puñado de sol.

Transparente.

Liviano.

Ser el calor.

                    La llama.

                                  El leño que arde.

La rama que al morir dio vida al leño.

El árbol.

Ser la raíz que escapa hacia la tierra.

Nunca el hombre.

 

Ser muy lejos de él y sus pisadas

una hoja que huye sin girar la cabeza

y se pierde en un bosque

donde habrá de ser humus.

Donde habrá de cumplir al fin su sueño.

 

 Del libro Sobre andamios de humo (1979-2007) (donde recoge toda su obra poética), Madrid, Vitruvio, 2008.


ENVIADO POR PORTAL DE POESÍA


Tags: ALEJANDRO CÉSPEDES

Publicado por gala2 @ 7:25  | POEMAS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios