S?bado, 31 de mayo de 2008

 
STORMBREAKER.


A Rafael, 1.88. (Internet es como es, simplemente).

 

Me encariñé con su voz no más oírlo,
Pero en tres días todo puede subir o bajar,
Y esta vez, todo bajó debido al miedo.
Miedo al compromiso, miedo al llanto,
Miedo al Amor... (pero así lo quiso Dios).
Y mi soledad no es desesperanza
Aunque él pudiera creerlo, amigo mío.

Él no pudo comprender que yo lo amase
En tan poco tiempo, quizás fuese eso.
Y digo cariño y amor en el fondo.
No comprendo porque me deslumbró
Su forma de ser y su bella apariencia,
Mas en el fondo creo que es "un ángel"
En un cuerpo humano. Es tan dulce,
Tan tierno... pero tiene miedo al compromiso.

Me gustó todo en él desde el principio,
Y sin embargo lo he perdido sin tenerlo.
A pesar de mi soledad soy un selectivo,
No quiero cualquier cosa a estas alturas,
No quiero sapos ni víboras, ni zorros ni lobos.
Pero él no era nada de eso, él era un sol,
Y digo era, porque no lo he tenido ni lo tengo.
Tuve su voz, su imagen ante mí, su verdad,
Y me impresionó y sorprendió sobre manera:
Sus modales exquisitos, su ternura, su nobleza,
Su cariño, su aparente comprensión, su dulzura.
Pero quizás sea lo mejor, si no lo pruebo
Nunca echaré en falta su perfume, su esencia,
Su calor, su tacto, su ambrosía y su amor.

Pero mi soledad no es desesperanza,
Ni equívoco, ni locura, ni tirarme
En los brazos del primero que pasa;
Pero quizás sea lo mejor, así no sabremos
Nunca que es lo que nos falta del otro.

Yo sé que el Amor a primera vista existe,
Sé que podría haber sido inmensamente feliz
Junto a sus alas, y él un viento nuevo
Recubierto de luz y aromas celestiales...
Pero no, no ha sido, no ha podido ser.

No comprendo porque Dios me hace Amar
De esta manera (pero me debo al Creador
Y no a los hombres: Él sabe lo que merezco),
Con tanta intensidad, con tanta vehemencia;
Y sé que no es por soledad, no,
Pero que pocos comprenden esto, que pocos
Aman con tanta desazón, sin egoísmos.
(Mas si amo al mundo entero y sus vivientes...
Que voy a decir de este "ángel" dulcísimo).

Seguiré amándolo en silencio, no debo
Interrumpir su vuelo en el mundo, su destino
Es otro, el mío también otro. Soy una flor
Que necesita soltar sus semillas en el mundo,
Y por tanto no tengo derecho a otra cosa.
Sé que si viviese con él unas horas
No podría dejar mi huella sobre la tierra.
Y si lo hiciera le haría un daño terrible
Porque tendría que renunciarlo después de amado.

Y me diría sin razón: "me has usado,
Te has aprovechado de mí, me has utilizado,
He sido un simple objeto en tus manos...
Y antes de que esto ocurra prefiero no tenerlo.

Él no comprende mi pasión, yo sí.
Amo con tal intensidad que lo mejor
Para no sufrir es parar aquí el lazo
Que podría atarnos irremisiblemente.
Su mundo no es mi mundo, somos
Muy diferentes. Su mente no es mi mente,
Aparentemente él es superior... y yo me debo
Antes al deber que al placer por "suerte" mía.

Lo merezco pero no debo merecerlo.
Yo he de amar a una mujer tierna,
A una joven doncella que me dé lustrosos
Vástagos de luz sin titubeos ni tibiezas.
Yo... lo amo sin haber estado jamás
Nunca antes en su luminosa presencia.
Sólo oí su voz de sol y ví su rostro
Inmaculado; pero yo no lo merezco,
Porque prefiero perderlo antes de tenerlo,
Que hacerle un daño irreparable luego.

Me desnudó su alma en tres días,
Y yo se la ví limpia y resplandeciente.
En el fondo tenemos miedo al amor.
Por no perderlo, en el cansancio de la luz,
Le dije que sólo quería conocerle,
Cuando en verdad lo amaba ya con locura.
Pero he de bajar los pies a la tierra,
No está bien que un hombre como yo
Ame de esta manera "tan licenciosa",
En tanta verdad, tan auténticamente,
Tan a la desesperada, y menos a otro hombre
(porque si fuese a una mujer se entendería).
Y además, ciertamente, le tengo miedo,
Su proporción es considerable, y yo...
Le vengo grande en el corazón y en el alma.

Hemos roto sin empezar siquiera...
No comprende como puedo amar de esta manera,
Pero no puedo comprometerme ahora, no,
Para más tarde, quizás sin querer, hacerle daño.
No sería digno de llamarme humano
Si consintiese en mi placer haciéndole a él
Perder oportunidades. Él se merece un hombre
A su altura, a sus circunstancias, lento,
Que le ame sin perjuicios y no pueda dejarle
Tirado algún día. Por tanto prefiero ser honesto
Y renunciar al placer, al gozo y al amor,
Porque si me equivoco al menos él
No recibirá ni una gota de dolor por mi parte.


AMADO AMORES.

 

 


Tags: AMADO AMORES

Publicado por gala2 @ 6:19  | POEMAS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios