Martes, 13 de mayo de 2008

PUERTAS ABIERTAS


El mundo de las puertas abiertas
y de los corazones cerrados,
es un amor que mata.

Es un amor ficticio
que las masas de pobres
se jueguen la vida
pensando atravesar las puertas
de un paraíso en el que hay diferencias.

Las puertas de la injusticia
se abren de par en par
antes que las puertas del alma.

A las puertas de la esclavitud
habría que ponerles cerrojos
y acentuar la libertad de pensamientos.

Por eso,
me gusta más el mundo
de las puertas cerradas,
pero de los corazones abiertos.

Y si la apertura del mundo ha de ser,
que lo sea para todos en verdad,
que los que de corazón se abrazan
con el corazón se abren.

El mundo debería arreglarse
con menos culto al cuerpo
y más culto al alma,
menos yo y más tú,
menos nosotros y más ellos.

Puertas sin puerta,
alma con alma
vida con vida,
mundo con mundo,
un bálsamo de belleza
al disfrute de nadie y de todos.

 


SOMOS LO QUE SOMOS


Somos el germen vital
en un mundo de deseos.
Somos el deseo mismo
en la plaza del universo.
La propia vida alberga
un mar de sueños
en un océano de suspiros.
Cada uno es dueño
de la estación de su tiempo.
Tomar por origen la luz
y por destino la verdad,
tiene su calvario,
pero también su ventura
de espera a la esperanza.
Vivir sin deseo
es morir a destiempo.
Allí donde hay muerte,
seas el deseo tú,
la energía que somos.
Las ansias del surtidor de vida
hará vida el amor,
el amor que el mundo precisa
para el instante preciso.



Víctor Corcoba Herrero
[email protected]ónica.net

 


Tags: VICTOR CORCOBA

Publicado por gala2 @ 5:26  | POEMAS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios