Lunes, 12 de mayo de 2008


Idus de Marzo

Si ves mi verso frénalo, puede ser peligroso,
enjuaga los colmillos de la muerte que él entraña,
no llames a los maderos, cierra los ojos y dispara,
lo ilegal no intentes hacer parecer decoroso.

Separa las tiras de la estrofa, ellos le llaman verso,
y yo beso, yo siempre bese de distinta manera que ellos versaban,
a mi siempre me encanto la luna, y en ella buscaba tu cara,
no me llaméis para decirme que estaba bajo mi almohada.

Veintipico letras que junto a la deriva del palo mayor,
a la sombra que da el mal a las montañas,
bendigo los orgasmos con sudor,
maldigo la cima imposible de las cucañas.

Es triste confesar de viva voz que soy un asesino,
pero ojala no llaméis a la Guardia Civil,
ojala dispareis a los cientos de hijos que he dejado en el camino,
besos "versos" como os llaman, papa os hará volver a latir.



27-03-2008



LA PARTE DE ATRÁS


Sostuvo mi presente y no se queja,
yo volaba por su parte bella,
carente de miradas tras la reja,
sin preguntarme quien soporta a quien sueña.

Yo acariciaba con mis pies su cara,
sin pensar que todos tenemos vil trastienda,
obvié que aún caballo manso requiere rienda,
y polilla negra marco su vida insana.

Mucho paseé por la lisa tarima de aquel cuartón,
pensando en el futuro que es pasado,
nunca hasta en el presente pensé en el pontón
que sostuvo aquellos pies, aquel alma, aquel sueño llegado.



1-4-2008

 

 


Tags: Javier Cayado Valdés

Publicado por gala2 @ 6:23  | POEMAS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios