Mi?rcoles, 30 de abril de 2008



QUERIDA FRIDA

Mujer de pasos breves,

de esbelta figura,

y piel aceitunada.

Musa de algún escritor

amante de pintor,

adorada por mujeres

y señora, señora de corazón indígena

que hunde sus raíces

en las tierras de Cuathemoc.

Miles de colores

adornan tu existencia,

de sangre y oro

te vistió el atardecer

y un hierro sin destino

tu cuerpo taladró,

cuando feliz reías

el caos sustituyó tu candor

mas como eras mujer

de firme parecer

no cejaste en el empeño

e hiciste del padecer

un nuevo modo de ser,

retrataste tu vida

desde ese instante

el dios del sol

asomó por Teotihuacán

y con sus rayos pintaste

los colores de tu tierra

ocres, rojos, verdes y amarillos

se mezclan en tus lienzos

y entre flores recreaste tus dolores.

Una obsesión recorrió contigo

tu corto camino,

entre odios y amores

forjasteis algunos lazos,

le amaste y te amó,

reísteis y llorásteis

entre tormentas de pasión,

tocaste el cielo

y bajaste a los infiernos.

¡Cuán largo fue el trayecto

de una vida que se truncó al amanecer!

¡Cuánta pasión pusiste

en todo lo que te dictó el corazón!

Valiente hasta el final,

a tu pueblo fiel,

a tus ideas entregada,

por la causa hasta el último momento,

por la vida hasta la última canción,

por la muerte hasta hoy.

Los que en Coyoacán

te recordamos,

los que con tu vida

construímos fantasías,

los que contemplamos tu obra

y hacemos poesía,

los que en tu México querido

te hemos sentido,

los que al partir una lágrima dejamos

en el suelo de Cuathemoc

te llevaremos siempre,

querida Frida,

en nuestro corazón.


Tags: ARANTZA SEMPRÚN ROMEO

Publicado por gala2 @ 6:38  | POEMAS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios