Jueves, 10 de abril de 2008



Yo te entregué mis manos,
te entregué mis ojos, mi cabeza, mi sangre,
te entregué mis pensamientos de rotas esperanzas

Te entregué rincones de nocturnas vidas,
mis amaneceres sin café, tostadas sin mermelada,....

Yo te entregué llamadas de horas largas,
te entregué miradas perdidas en conversaciones vagas
Te entregué olvidos y desdenes, amarillas tardes y fuego deseo

Te entregué un futuro un presente un pasado
te entregué un pasado un presente un futuro
te entregué mis penumbras mi sofá mi baño mi casa descuidada....

Te entregué sangre de mi sangre, de la otra vida
te entregué amor, mi amor de mañana mi amor de ayer, melancolía

Te entregué lágrimas en rincones ocultos de mi alma cerrada
te entregué mi vida mi vida privada

Ahora tú me has devuelto la soledad sombría
quédatela, no es mía, será de otro, de tu vecino de tu maestro
de tus amigos de juventud, de otras sábanas pasadas
Dáme mi compañía es mía, la guardaré en caja bien custodiada
la llevaré conmigo como mula el yugo como grillete el preso
hasta que nuevos aires la abran, que alegren ojos de nueva esperanza
Te entregué mi vida devuélvemela, es mi vida del mañana.

 

 


Tags: Francisco Peralta G.

Publicado por gala2 @ 4:57  | POEMAS
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios
Publicado por nombre
Lunes, 29 de septiembre de 2008 | 16:44
muy bonito, despert? el eco de mis recuerdos
Publicado por nombre
Viernes, 05 de noviembre de 2010 | 19:15

Muy bonito, pero muy triste