Martes, 01 de abril de 2008

 

QUEDÓ INVISIBLE EN EL AIRE.

Eran los gorriones, los tilos y los azahares de los naranjos
pisoteados en las veredas. Aljibe de olores.
Y tu juventud, y la mía y la de nosotros.
Era el brillo del crepúsculo de la luna llena, explosiva
instigando a las hormonas, provocando a las arenas de la playa
a reflejar su luz ya reflejada,
y se burlaban los cabellos brillando más,
y los dientes nacarados, impúdicos,
se mostraban descarados con las risas,
cuando el agua leona del río era un ancho desierto plateado.
Eran los asados en los elásticos de las camas turcas, los brindis,
y nosotros saltando en el aire con nuestras ilusiones
acariciando el cerebro.
Nuestras miradas titilando por un poco de humo en los ojos,
un compañero había llegado al principio del camino,
tenía un haz de arco iris en sus manos.
Era tu juventud, y la mía y la de nosotros,
chorros de vientos ocupando cada intersticio de la vida.
de esa ciudad, de esa época, de esa generación.
La sombra del hombre quebró la luz, no pudo quebrar
esas hebras de tiempo.
Aún, entre las tinieblas de los años diviso el pasado.
Es la vida, la vida suspendida en el cosmos,
la piel de mis dedos quieren acariciarla, no puedo
sí mis otros sentidos, que deshilachan, navegan el tiempo.
Así, quedó transparente, invisible en el aire,
tu juventud, y la mía y la de nosotros,
cuando el agua leona del río era un ancho desierto plateado.


***

"BUCEANDO EN EL INFINIT0".

POEMA SELLECCIONADO PARA ANTOLOGÍA.
EDITORIAL DUNKEN. "EL RÍO DEMORADO" .
BUENOS AIRES.2006

El excéntrico millonario lo raptó. El poeta encerrado jugaba a descubrir el sol
en la ostentosa pintura de las paredes de la cárcel, sus lágrimas brillaban con el reflejo. El cuaderno y una lapicera eran sus únicas posesiones, ni un libro, tremenda tortura.
En las páginas debía escribir todo lo que sabía del infinito.

Escribió sobre pájaros, sobre vientos¿ Hasta dónde llegaban sus sonidos?
¿El amor rozaba sus fronteras?¿ Existirían los arco iris en ese sin fin?
Se expandió con su conciencia y con el universo.
Escaló montañas virtuales para observar desde la mágica altura
la pequeñez real de la existencia.
Se sumergió en las entrañas de la tierra para viajar junto al magma
que se desplazaba sobre la superficie, buscando en cada partícula algún indicio del misterio. Solo descubrió las rocas que engendraban el planeta.
El sueño era bendecido cuando su mente agotada dejaba de pensar.
El tiempo dado para explicar lo abstracto llegaba a su fin.
Creyó estar cerca de terminar su obra cuando se compenetró en la violencia,
en el sufrimiento de las madres ante la pérdida de sus hijos,
ante la injusticia social que veía en el mundo, sufrió tanto que no pudo escribirlos.

El día del último encuentro llegó. El secuestrador entró en su celda, era repugnante, su abdomen promiscuo se adelantaba soberbio a su cuerpo.
Sus ojos eran dos huecos vacíos si no fuera que dispersaban algunos destellos inciertos. El poeta sabía de su muerte, se acercaba, estaba sentenciado.
Ante la pregunta si había llegado a la explicación del infinito respondió.
Sí, pero no tengo una sola respuesta, una está en la búsqueda que he vivido en estos días de encierro, la otra en su ignorancia, en su triste e infinita ignorancia.


***

LA ABUELA ROSARIO

Crecí junto a ella, la abuela Rosario.
La vida nos trajo hacia tierras húmedas
rociadas, mojadas por gotas de plata.
Quedaron tan lejos los cañaverales,
las zambas, los ritos, pequeños lagartos.
Quedaron las tumbas, fantasmales gritos
de guerras patrióticas, de indígenas sabios.
Quedaban...quedaban...todas las raíces,
el trópico, la selva, los cerros
perfumes lejanos.

¿Qué trajo con ella la abuela Rosario?
Más que palabras evoco sus silencios
trágicos silencios, silencios de ausencias
y su mirada, tierra oscura de musgos,
doliente, sorprendida de ver horizontes.
Su olor a naranjos y su caramelo de menta
y el cigarrillo de chala que fumaba por semana.
Sus velas, sus santos, su fe inquebrantable.

En la gran cocina de la casa platense
ella esculpía, pintaba con sus manos mágicas
el aroma lujurioso, el sabor profundo, misterioso
de las antiguas, exquisitas comidas del Noroeste;
tanales, tortillas, locros, empanadas,
ají molido, cebolla de verdeo, ternura
y una niña quieta que heredó nostalgias,
mirando asombrada, como se amasaba
con las manos mágicas, repletas de historia
un destino errante.
Imágenes, largos cabellos canosos, peinetones.
Imágenes, arrugas morenas y el tiempo
abuela Rosario.
Está por nevar y no entiendo
ni al viento, ni a tu ausencia
ni a iconos olvidados de la infancia.

***


BREVE CURRICULUM LITERARIO .  

ANA MARÍA MANCEDA :Escritora de San Martín De Los Andes. Patagonia Argentina.

Nace en Tucumán. Argentina.. Desde el año de vida vive en La Plata, estudia Ecología en la Universidad Nacional de La Plata. Hace treinta y tres años vive en la Patagonia Argentina( SAN MARTÍN DE LOS ANDES). Realizó trabajos de investigación como docente de nivel secundario en las cátedras de Geografía y Biología. Coautora del " LIBRO DE LOS CIEN AÑOS", HISTORIA, GEOLOGÍA, ANTROPOLOGÍA, GEOGRAFÍA, EDUCACIÓN DE SAN MARTÍN DE LOS ANDES ( PREMIO ESPECIAL DE EDITORES ARGENTINOS) ( 416 PÁGINAS). Hace ocho años participa públicamente en literatura. Seleccionada con Mención de Honor y primeros premios para diversas antologías por certámenes convocados a nivel nacional e internacional en poesía y narrativa (EN FORMA CONTÍNUA DESDE EL AÑO 2000 ). Integrante de REMES ( Red Mundial de Escritores en Español) , DE SEA ( SOCIEDAD ESCRITORES de ARGENTINA) Y de POETAS DEL MUNDO. Participa en diversas revistas literarias por Internet: LETRALIA, ISLA NEGRA, CIUDAD DE MUJERES, AZULARTE. ARCHIVOS DEL SUR. ARTECOMUNICARTE. POLSEGUERA (ESPAÑA). ARTESANÍAS LITERARIAS .YO ESCRIBO.COM. FUNDACIÓN AZARA (ECOLOGÍA)CON VOZ PROPIA, REVISTA REMOLINOS( PERÚ). REVISTA ALMIAR (MADRID) HEREDEROS DEL CAOS ( SAN FRANCISCO .CALIFORNIA). LITERATURISMENA( FRANCÉS-ESPAÑOL), NARRADOR.ES ( España). POEMARIA.COM. LA PÁGINA DE LOS CUENTOS.

BLOG: ESCRIBIRTE. COM.AR EL ALETEO DE LA MARIPOSA

mail [email protected]

 

 

 

 

 

 


Tags: MARIA MANCEDA - Argentina

Publicado por dali1 @ 5:43  | POEMAS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios