Lunes, 07 de enero de 2008
ECOS DE GUERRA


Quien dio la se?al,
desde cuando te despojaste de tu manto de paz
con cual mano irredimible lo arrojaste,
desde cuando las melod?as se cambiaron por el
golpe del tambor.
Millones de habitantes marcharon a su alrededor,
de los cielos brotaron los siniestros rel?mpagos,
enfurecidos golpean los campos con su pu?o de
hierro,
al sonar del clar?n la juventud se pierde en la
monta?a,
en el ocaso de la tarde un m?dico cambia el
bistur? por el fusil,
por las carreteras marchan lo convoyes y
los ni?os juguetean con sus ruedas.
La sangre revienta y ba?a las banderas que
flamean en lo alto,
10
ya no hay cantos exquisitos, solo el ruido ronco
de los obuses que golpean,
los versos ya no riman, la aguda algarada
callejera es su reemplazo,
las flores temblorosas se marchitan,
el cincel labra los huesos entre la org?a de
brillantes explosiones,
las voces de la guerra vibran a trav?s del
continente.
Los alc?zares se derrumban ante el fuego
arrollador,
Ya no importan las l?grimas y las plegarias
!recoged los muertos que esperan su mortaja!
ni las estrellas paridas en la noche,
ni la espuma de corrientes parlanchinas,
solo la fuerza arrolladora del infortunio en el
fragor de la batalla.
Truena democracia, estalla y
surge en la Am?rica indomable,
con m?s fuerza que el eco de las guerras,
marchando con pasos creadores.

Tags: Luis Tejada

Publicado por gala2 @ 5:10  | POEMAS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios