Domingo, 30 de diciembre de 2007
Profilaxis

El Gobierno de Espa?a, previsor obstinado y agente escrupuloso de la puntualidad, ya sea por tierra, por mar o por aire, ha recomendado que se adelanten las felicitaciones de A?o Nuevo para evitar atascamientos y amontonaduras. Yo soy obediente y obedezco, pero digo: pod?an haberlo pensado antes y nos hubi?ramos felicitado el A?o Nuevo en Noviembre. Total, la Navidad empieza a venderse casi en el verano. Eso s?, el d?a uno de enero no tendremos nada por lo que felicitarnos, a no ser que el Gobierno, previsoramente, decida evitar los atascos del puente de San Jos?.

Chao, Viejo. Me voy con quien se yergue sobre ti.

Un abrazo




Nochevieja

San Silvestre. Santo del fin. Cierre por defunci?n.

-?Es que ha muerto alguien?
-S?, el a?o
-?C?mo que el a?o? ?Puede morir el tiempo?
-El tiempo, no; el ciclo. Y m?s que morir, se agota. Vamos, que se acaba.
-?Y qu? pasa, entonces?
-Nada. Nueva etapa. Nuevas miras. Ampliaci?n de los horizontes.
-Pero todo con las mismas figuras, claro, los mismos jefes, las mismas hipotecas.
-Eso s?, s?lo cambia el prop?sito.
-?Tambi?n el de los acreedores?
-Hombre, lo que no hay es tabla rasa, pero s? una mejor disposici?n de la voluntad.
-O sea que lo que cambia es el rictus.
-Pues s?, mayormente.
-Y somos zapateros por unos d?as.
-M?s o menos.
-Pero no presidentes por unas horas.
-No, eso no; ni siquiera ministros de Fomento.
-Pues yo tengo entendido que cuando el ciclo se acaba entramos en una crisis, que puede ser m?s o menos profunda.
-Y es verdad, pero eso suele ser en t?rminos econ?micos.
-?No es lo mismo?
-No, mire: ?qu? pasa cuando se acaba una semana?
-Que empieza otra.
-Pues eso es exactamente lo que ocurre en estos momentos. Ha acabado un ciclo de 52 semanas, 365 d?as, 12 meses. Y creemos que es un ciclo importante y significativo. As? que cerramos el local, bajamos la persiana y nos damos un respiro para brindar por la vida.
-Por la nueva, supongo.
-Exacto. El d?a dos de enero, por m?s aires que soplen o por m?s rayos que caigan, tendremos un cielo despejado y un amanecer limpio y gozoso.
-El que no se consuela es porque no quiere.
-Tambi?n es verdad, pero hay que darle una oportunidad al optimismo, ?no cree? Luego vendr? lo que tenga que venir, pero poco a poco, con moderaci?n, con calma, con mesura. Y as?, hasta la derrota final, el 31 de diciembre de todos los a?os de la vida, en que una pulmon?a mata siempre a don Guido y a nosotros nos parece natural y le encontramos justificaci?n: es que se hace viejo, el pobre, ?no lo veis canoso, abatido, renco e impotente? Un a?o es mucho tiempo para un mundo en el que hay tantas insatisfacciones acumuladas. Haya, pues, nuevo rey y vaya el muerto al hoyo. Ci?rrese la tumba cuando el reloj marque las horas y que sus huesos descansen para siempre en un mullido pasado. Venga el A?o Nuevo a darle pelarg?n a nuestra sonrisa.

Suenan las campanas
de la Nochevieja.
Se ha acabado el hilo,
dadme otra madeja.







Mariano Estrada www.mestrada.net Paisajes Literarios
Blog http://paisajes.blogcindario.com

Tags: MARIANO ESTRADA

Publicado por gala2 @ 12:21  | POEMAS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios