Lunes, 31 de diciembre de 2007
LAS RECOMPENSAS



Al gran hacedor de joyas ajenas
al puro h?roe de remotos cristales,
a sus manos tan arduas
a su voz obcecada:
ceniza en la boca.

Al olvidado de s? desde el alba
al duro exudar las mil gracias por nada,
a su estrella en tinieblas
a sus pies en el lodo:
ceniza en la boca.

Al sendero que no anuncia esplendores
al mudo evitar las quimeras del oro,
al sabor no tentado
al sabor no gustado

ceniza, eterna ceniza en tu boca.









Es un poema in?dito del argentino Mariano Shifman. ENVIADO POR Portal de poes?a.

Tags: MARIANO SHIFMAN

Publicado por gala2 @ 2:09  | POEMAS
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Eduardo Acevedo
S?bado, 25 de octubre de 2008 | 20:06
Muy logrado, y muy sentido tu poema, Mariano. Felicitaciones.
Eduardo Acevedo