Martes, 18 de diciembre de 2007


LA VIDA ENSE?A


LA Vida ense?a y el Hombre aprende.

Aprende a so?ar despierto,

a nadar contra corriente,

a vencer el miedo al miedo,

a re?rse de uno mismo,

a aprender de los errores,

a llorar en los entierros,

a sufrir las despedidas.

El Hombre aprende porque la Vida ense?a.

Ense?a a morir de Amor,

a vivir arrodillado,

a perder las ilusiones,

a invertir en desenga?os,

a tropezar con las piedras,

con las mismas piedras siempre.

El Hombre aprende,

la Vida ense?a y yo

no he aprendido nada.

Y sigo muriendo de Amor

por quien de Amor

por m? no muere,

tropezando en las mismas piedras,

malgastando la ilusi?n

con quien nunca me ha llorado,

con qui?n nunca me bes?.

El Hombre aprende,

la Vida ense?a y yo

no he aprendido que los sue?os

son puntales de Esperanza

derribados por la vida

a golpes de desenga?os.

No he aprendido que los sue?os

se despiertan cada d?a

a golpes de realidades

y se derrumban

como castillos de arena

construidos en el aire

con el sucio acariciar de la rutina.


Roce a roce.

D?a a d?a.

Soplo a soplo.

Grano a grano.


Pero s?

que aunque el invierno es duradero

y que vivir me duele m?s

que el mordisco de los perros,

que so?ar nunca se olvida.




SO?AR NUNCA SE OLVIDA


SO?AR nunca se olvida aunque los sue?os

son p?jaros de plomo

que se cansan de volar todos los d?as

cuando el Hombre se despierta.


So?ar nunca se olvida pues los sue?os

son semillas de hojas secas

que se abaten de por vida

con el ulular ind?mito del viento

cuando el Hombre se despierta.

Y sientes que los p?rpados se cierran

y los sue?os te visitan susurrando el porvenir,

espl?ndidos,

ag?nicos,

viscerales,

infect?ndote de atm?sferas ef?meras,

de gripes mal curadas con tantos imposibles

que se hacen realidad.

(Muy de vez en cuando).





SO?? BESARTE


SO?? besarte y mis labios

se encontraron con tus labios.

So?? besarte

y al so?arte descubr?

que la soledad es un traje hecho a mi medida

y que mis labios,

ingr?vidos de besos,

morir?n en el deseo de llevarse a la boca

todos esos labios que so?? besar.


So?? besarte

y al so?arte descubr?

que la vida es solo un sue?o

y morir es despertar.


De todos esos sue?os

que caen como semilla en suelo pedregoso

son de los que sin querer

el Hombre se enamora.





EL HOMBRE Y LA VIDA



EL Hombre se enamora de la Vida

creyendo que le ser? fiel para siempre.


Es por eso que el Hombre vive,

se hipoteca,

hace planes,

sue?a y se ilusiona.


Es por eso que el Hombre

invierte en futuros imperfectos,

en futuros imprecisos,

en futuros razonables.


Viaja por el mundo

con la maleta sin hacer

porque se cree que la Vida

es ese tren de cercan?as

que espera siempre en la estaci?n.


Pero un d?a,

cuando cree que el mundo es suyo

y que la Vida come de su mano,

la Muerte,

que es paciente y est? sola,

se lo lleva a vivir siempre con ella.


Y deja el mundo a medio hacer,

las luces encendidas,

los sue?os sin cumplir,

el video programado,

la pasi?n en los felpudos,

el Amor recalentado,

las puertas del dolor sin cerradura,

la ropa sin doblar en los armarios,

el tiempo dislocado de futuros,

la carne congelada en la nevera,

la Vida agonizante de recuerdos.


Y deja corazones destrozados,

inconclusos,

malheridos,

corazones desvirgados por la angustia.


Y deja corazones mutilados,

solitarios,

indecisos,

corazones infectados para siempre

por el lento caminar de la tristeza.


Corazones como el m?o.






Y es que a mis a?os

y despu?s de ver como la Muerte

se llevaba a mi familia,

se llevaba a mis amigos,

s? que cuando doblan las campanas

est?n doblando por m?

y que la Muerte,

puntual y seductora,

es la m?s fiel de mis amantes.



ES POR TI
(A MI MADRE)



ES por ti por quien se escriben mis versos,

es por ti que en silencio me das luz,

es por ti que has cargado con mi cruz,

es por ti por quien nunca caigo al suelo.


Es por ti por quien debo tantos besos,

es por ti por quien tengo un apellido,

es por ti por quien yo m?s necesito

despertar pues la Vida es solo un sue?o.


Es por ti por quien puedo enamorarme,

es por ti por quien plant? su semilla

la flor que da la Vida por Amor.


Es por ti por quien nunca se me olvida

que aunque el mundo se empe?e en asfixiarme

siempre est?s para darme el coraz?n.

Tags: AMADO STORNI

Publicado por gala2 @ 5:28  | POEMAS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios