Viernes, 14 de diciembre de 2007
SOS Del Mar


Que las olas no apaguen
ese grito de socorro que das
a toda la humanidad.

El mar, o la mar, que m?s da.

Haces que tus olas mueran en la misma orilla.
Espuma blanca que en las noches de luna hacen tus olas.
?Qu? maravillas guardas en ti!

Eres, fuente de riquezas, a todos das de comer,
y que pocos saben apreciarte.

No te sabemos cuidar.

Para ti va esta poes?a

Mar que entre tu espuma blanca con sonido a
caracolas cantando tu siempre est?s.

Esperando al marinero que a alta mar
has de llevar, para buscar su sustento.

Los poetas y cantores, enamorado de ti,
acariciando tus olas te dicen ?te quiero mar!

Pero hoy, que pena me das...pues el hombre
con su inter?s ego?sta destruy?ndote a ti esta.

A la orilla llevas muerte porque, el hombre no te
sabe a ti cuidar, si no que mancha tus aguas de
aceite, petr?leo y gas.

Te usan de basurero, y no saben apreciar,
esa fuente de riquezas que Dios, dio a la humanidad.

Hoy, te digo que tus aguas, y tus costas
?todos debemos cuidar!

Que pena me da esas gentes,
?Qu? no te saben apreciar!





La noche



La noche extiende su manto, ya todos tenemos sombras
La noche es la due?a, de todo aquel que dormido se qued?.
La noche quiere entrar por las ventanas pero la luz no la deja.
La noche a veces tiene la luna por compa?era, y otra esta
tan sola, como la roja amapola.
La noche muere al nacer la madrugada.

La noche es tambi?n de algunos la compa?era, y a veces
no la comprenden cuando sus sentidos embotan,
con el alcohol mal oliente.

La noche se desliza suavemente, acaricia a los durmientes,
se posa en las suaves almohadas; para robarles los sue?os,
que se esfuman al llegar la madrugada.

La noche ya t?rmino, atr?s quedaron los sue?os;
las cosas ya toman formas.
Los grillos callan sus cantos.
Y al nuevo d?a saludan, las aves madrugadoras.


De nuevo al caer la noche, y al a dentarse las sobras,
volver?n a nacer los sue?os, que la noche generosa
a la humanidad regala. Sentimientos, anhelos, deseos,
que siente el alma.
Y solo pueden tenerlos cuando, toman por compa?era
a la noche, y en su regazo descansan






: Dialogo. La locura con la cordura


Cordura eres deseada por muchos.
En cambio, a mi la locura, nadie me quiere.
Somos diferentes y... sin embargo tan iguales.

?Iguales dices!

Creo, que te equ?vocas, no nos parecemos en nada.

Yo no dir?a as?, usa tu cordura y, ati?ndeme.

Yo, la locura fui una consecuencia, de algo que no pudo ser.

T?, la deseada por reyes, pol?ticos y gobiernos.
Solo eso, te desearon por una consecuencia pero... no te pudieron tener.

En cambio, yo aunque no me llamaron hicieron m?s uso de m? que de ti.

Locura, me quieres desacreditar pero, solo mi nombre vale m?s que t?.
Soy, la que hace a los hombres razonar, di?logo entre pueblos y naciones, cuido el equilibrio del planeta, evito que haya armas destructivas, que los humanos se amen entre si.
Las guerras, el racismo... ?con estos antecedentes? ?Qu? tienes t? qu? decir?

Poco desde luego, pero... viendo el resultado de tu... cordura...
prefiero mil veces... ser locura.

Tags: Gaviota Romero

Publicado por gala2 @ 6:48  | POEMAS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios