Domingo, 18 de noviembre de 2007

EL TEL?FONO
se ha empe?ado
en estar mudo y sombr?o
-es testarudo a veces-
le miro de reojo
y se sonroja
-v?ctima, tal vez,
de la verg?enza-
pero sigue en sus trece.
Le odio con toda el alma
por su obstinado silencio,
le recrimino su desidia,
le acaricio,
le acuno,
incluso le soborno:
"si me ofreces su voz,
te amar? para siempre."




Del libro VOCES NUEVAS (VII selecci?n de poetisas), Colecci?n Torremozas, Madrid 1990. ISBN: 84-7839-051-0
Publicado por gala2 @ 5:00  | POEMAS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios