Lunes, 22 de octubre de 2007

Poema recogido en
Revista de Poes?a

HACHE
n?mero 3
Murcia
abril
2006



I
Altos muros. Siempre estos altos muros,
tan ?speros y duros como el odio,
cort?ndome el camino al horizonte.
No s? si al otro lado lo que espera
es un jard?n o un foso, si me cierran
el paso hacia otra vida o a la muerte.


II
De poco vale que regrese a casa
y busque una escalera o gruesas sogas:
los muros crecen m?s que mis empe?os
y siempre son m?s altos que mis fuerzas.
A veces, cuando creo estar tocando
su cima con la punta de mis dedos,
los muros se agigantan y me dejan
colgando en el vac?o. Caigo al suelo
siempre del mismo lado, ante su burla
y ante la indiferencia de su sombra.


III
A?n no he descubierto si me impiden
salir o entrar, si lo que me han prohibido
es alcanzar la tierra prometida,
o tan s?lo escapar de esta miseria
y arribar a la nada m?s terrible.


IV
Ninguna puerta existe en estos muros,
ni una peque?a grieta para el ojo,
ni un desnivel que invite a la escalada.
No s? si me protegen o encarcelan,
si son una advertencia o un castigo.
Son s?lidos y oscuros como el odio.

Publicado por gala2 @ 4:32  | POEMAS
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por nombre
Lunes, 22 de octubre de 2007 | 10:02
Esa sensaci?n de estar [email protected] en la nada te oprime las tripas. seguro que hay puertas abiertas de donde se ve el orizonte limpio, azul y esperanzador. Pero, desde luego estar entre los muros tan altos y oprimentes es desconsolador.