Lunes, 08 de octubre de 2007
PEDAZO DE FELICIDAD


Despu?s de tantos intentos, por fin,
el ansiado carn? de conducir.
Todos mis nervios al frente de un volante,
mis pupilas dilatadas en el cristal del parabrisas,
mis brazos como barras de acero;
mientras a mi lado el hombre de la respuesta
permanece en silencio y afuera los coches
transitan velozmente como si yo no existiera.
No hay un s? o un no tras un recorrido que
tal vez he so?ado.
El hombre de las respuestas contin?a callado.
Le digo entonces que ahora mismo ?l tiene
mi felicidad en sus manos, en un breve
movimiento de sus labios.
?Y tanto!
La respuesta es S? y me dan ganas de abrazarlo
y salir corriendo, corriendo con mis
piernas, sin deseos, sin voluntad, sin fin.



Del libro PEDACITOS DE MI FELICIDAD, Arte Activo 2007. Cf. Blog
Publicado por gala2 @ 7:38  | POEMAS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios