Martes, 11 de septiembre de 2007
NI LA VOZ PRECEDIDA POR EL ECO...

Ni la voz precedida por el eco
ni el reflejo voraz de los desnudos
cuerpos en el azogue de los mudos
cristales, sino el trazo escueto, seco:

las frutas en la mesa y el paisaje
colonial. Cuando el tiempo de la siesta
nos envolv?a en lo denso de su oleaje,
o en el rumor de su apagada fiesta,

cuando de uno en el otro se extingu?a
la sed, cuando avanzaba por la huerta
la luz que el flaboyant enrojec?a,

abr?amos entonces la gran puerta
al rumor insular del mediod?a
y a la puntual naturaleza muerta.


***

Severo Sarduy. Poeta, narrador, periodista y cr?tico de arte y literatura cubano nacido en Camag?ey en 1937. Despu?s de la revoluci?n viaj? a Europa para realizar estudios de Historia del Arte en la Escuela del Louvre y la Sorbona. En 1972 obtuvo el premio M?dicis por su novela ?Cobra? traducida a varios idiomas. En 1974 public? ?Big Bang?, en 1980 ?Daiquiri? y en 1978 su novela barroca ?Maitreya?.Despu?s de su muerte (Paris 1993), se public? ?P?jaros de la playa? .

Tags: Severo Sarduy

Publicado por dali1 @ 3:38  | POEMAS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios