Martes, 31 de julio de 2007
SOBRE ALBERTO NAVERO

Un secreto esperado...
El secreto de la vida est? hecho de misterios
alucinantes, de simples y complejos elementos, de
estructuras donde los oc?anos abandonan
caracolas y
estrellas para nuestros sue?os de viajar, de descubrir
resplandores y huellas en las que cantan las
luci?rnagas, de encontrar manos, semillas, susurros,
vuelos, regresos anhelados. Y en el quehacer
agobiante
de cada d?a, so?ar esta poes?a que nos atraviesa
y nos
ciega como una ola pura y desbordante. ?Es Alberto
Navero un taumaturgo? Quiz?s el mensajero del ?nico
secreto esperado: ?Alg?n d?a, desde las orillas del
mar, los seres que amamos nos conducir?n, a trav?s
de hermosas y solemnes puertas, hacia la ra?z de
los sue?os?.


ESA LEJANA TIERRA

Inquieta tierra,
almac?n de estructuras imaginarias,
malla de voces y ra?ces,
n?meros naturales y dedos de concreto.

Nac? junto a uno de tus r?os,
expulsado de la vena matriz
por anhelos materiales.

Residuo prehist?rico.
Busco se?ales olvidadas
con anticipaci?n:
dep?sito de huesos,
un domo enigm?tico
disimulado por arbustos quebradizos.

Aunque la hierba cubra las huellas,
el viejo calendario viaja ajeno
a estas cicatrices.

Esqueletos amantes disipan la niebla
de la tierra lejana;
y el sol reverbera
piedad por nuestra audacia.

CIERTAMENTE

Cuando la noche brinque la alambrada,
ascenderemos aquellas escaleras olvidadas
del viejo caser?n de adobe.

Cada pelda?o ser? aventura
por parajes nuevos.

El coraz?n es mi p?ndulo imaginario,
sensores inal?mbricos
cuentan los latidos
al entrar a terrenos peligrosos.

Lo que ves a mi espalda,
ciertamente,
es lo que puedo ofrecer.

Reniego el centro del universo
y las historias contadas renuevan el profundo sue?o.

Llevo mi sombra de personaje literario
al margen
de una escalera escarpada.


TRAS LA HUELLA DEL DIA ANTERIOR

Agotados vientos remueven astillas
en tu dormido puerto
y los recuerdos de aqu?l paisaje
en la piel me buscan
como huesudos y hambrientos insectos.

El golpe seco del hacha
respira certero cuando cae de las manos.
Extra?as manos que no saben
de ritmos pasados
ni sudores lujuriosos en la pr?spera Nueva Bilbao.

Alguien saluda con su l?mpara
y prosigue la huella.
El primer ta?ido derrota el d?a
y las horas
y los minutos
regresar?n en d?as sucesivos.

Apresuro el sabor del caf?
frente a este mundo heredado
y como siempre,
desnudo,
marcho tras la huella del d?a anterior.


TRANQUILIDAD PER SE

Subir a la barca y esperar que el horizonte regrese.
So?ar despierto cada d?a, mientras todos trabajan.
Creer que el amor fugaz atrapado es feliz
Pretender que nuestras manos
est?n libres de toda culpa.
Decirnos que la noche es un p?rpado cerrado
y el d?a es recaudador de colores.
Comentar entre s?banas
si nuestra sombra es libre y soberana.

Preguntar a los dioses, por qu? no son m?s humanos
y aceptan sus errores como acepto los m?os.
Tolerar nuestra lengua d?scola
y sedienta de palabras dulces.
Sorprendernos al descubrir que el enemigo vive,
gime y sue?a como nosotros
con d?as mejores, m?s justos
y felices.

As? la tierra labora su d?a feliz sin decir nada.
La tranquilidad regresa flotando
los poemas a estas calles miserables,
el temor es historia desvanecida
y s? que este regreso ser? s?bito reflejo
de primitivos deseos.

PROCEDENCIAS

Provengo de la opulencia de palabras.
Alineado y perfecto bosque
de la ciudad descrita entre cerros y rocas;
donde hombres ingenuos vigilan el mar
aunque arda en otra parte.

La tormenta es la libertad
que sacude nuestras humildes calles.
Luces solitarias visten los d?as lluviosos.
Todav?a hay sonrisas que disfrutan el viejo rito
de dormir junto al fuego.

Es verdad lo que digo
cuando el dolor trepa por mi espalda
y tres golpes misteriosos anuncian
el estallido de semillas que no envejecer?n.

Las golondrinas traviesas, son tibios recuerdos
planeando sobre los tejados.

No morir joven es la sentencia.
Recobrar el sonido del mar conquistado,
sin miedo,
es mi salvaje deseo.




ALBERTO NAVERO, Chileno
Naci? en la ciudad de Constituci?n, a orillas del r?o
Maule el a?o 1959.
Ha publicado "Mar escindido o el secreto viaje a otras
latitudes" a?o 2006. En edici?n pr?ximos libros "La
ra?z de los sue?os" y "Versos pr?fugos"

Publicado por gala2 @ 2:13  | POEMAS
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Carmen Molins
S?bado, 08 de agosto de 2009 | 19:35
No tengo palabras...me han gustado mucho.
saludos
Publicado por nombre
S?bado, 04 de diciembre de 2010 | 1:22

Hola Don Alberto Navero, un gusto leer su poesía, hoy conversamos un poco acá en Santiago no sé si lo recuerda, Néstor Núñez de la imprenta, ojalá pueda ver este mensaje, le dejo saludos y estamos en contacto.

Atte

Néstor Núñez.